Estás aislada del mundo, de tu trabajo presencial, de tus amigos, de tu familia, con varias  semanas por delante y en estos días en los que se nos ofrecen muchísimas cosas para no perecer en el intento del confinamiento, yo te voy a proponer una rutina muy efectiva, que te resultará fácil de hacer, divertida, pero sobretodo eficaz.  Te propongo una actividad de media hora al día para reactivar tu vagina, reforzar el suelo pélvico y mejorar tu sexualidad.  ¡Trabajo hecho que tendrás cuando salgas al mundo!  ¿Cuántas veces has pensado en hacer lo que te estoy proponiendo?  Seguro que muchas y nunca has encontrado el momento.  Y ese momento es ¡AHORA! Vamos a hacer un entrenamiento global.

Te cuento…  Lo primero es hacerte una historia clínica, tu misma, si, si, tu misma.  Pregúntate y anota:

.¿Cómo están mi vulva y mi vagina? Puede ser que tengas una vagina cerrada (vaginismo) o muy abierta (después de partos) o sensible (por cándidas pasadas o presentes aún). Puedes mirarte en un espejo y comprobar si la entrada está muy cerrada o abierta (se puede ver la mucosa interna)

.¿Qué tal estoy de continencia urinaria? A lo mejor se me escapa un poco el pipí al reír o toser.

.¿Noto peso en el bajo vientre o la sensación de que algo va a salir por mi vagina? Hay muchas mujeres con prolapsos (vísceras que descienden, útero, vejiga o recto) que pueden ser incipientes o ya están diagnosticados.

.Si he tenido hijos ¿cómo está mi separación de rectos abdominales? Te habrán dicho en la revisión si esa diástasis es leve o algo más severa. Para comprobarlo, estirada, pon tus dedos sobre el ombligo y levanta la cabeza. Al hacerlo, podrás tocar como dos paredes laterales separadas. Esa es tu separación de rectos, pero si la tienes, tranquila que podrás remediarlo casi en su totalidad.

.Importante, piensa en los impactos abdominales que haces al día y los anotas, es decir, si llevas pesos, si saltas, si toses mucho, si tocas instrumentos de viento.  Estos serían algunos, además de los inevitables que cada día realizas para muchas cosas de tu vida cotidiana.

Bien, con estos datos de momento, vas a tener una “imagen” de ti, respecto a tus genitales internos y externos, de la salud de tu suelo pélvico y de tu abdomen.  Según los resultados obtenidos, resérvate también la idea de lo que repercuten en tu espalda, tu control postural y tu presencia.

Vamos a empezar ahora con esa rutina que te propongo, en esta cuarentena.   Prepárate a entrenar cada día, mejor siempre a la misma hora, con alegría y buen humor, que cuidarte ¡es un regalo que te haces!

.Dedica un minuto, dos veces al día a hacerte un masaje con un buen aceite, primero lo repartes por toda la vulva y después te detienes en la entrada de la vagina. Puedes masajear la base de la entrada, con la yema de tu dedo pulgar.

.Durante 10 minutos ejercita la vagina, o bien dilatando con dilatadores si tienes vaginismo o bien haciendo ejercicios de cierre, si tu vagina está dilatada (puedes hacer contracciones con un vibrador dentro por ejemplo)

.Vas a hacer ejercicios de Kegel, 10 minutos en cualquier perfil que tengas. Si tienes vaginismo, debes hacerlos igual.  He podido comprobar que las mujeres con vaginismo no tienen mucha “fuerza”, lo que sucede es que están contracturadas y estos ejercicios ayudan a normalizar el fuelle muscular.  Nº1) Coges aire por la nariz y cuando lo sueltes por la boca, contraes los esfínteres como si quisieras retener pipi o supositorio.  Aguantas 5 ó 10 segundos y descansas el doble de tiempo entre uno y otro. Repite tres veces.  Nº2) Ahora cierra y abre esos músculos, de forma rápida y ligera, 15 veces. Nº3) Cierra, como si subieras tres pisos, parándote en cada piso y baja de la misma manera.  Repite 3 veces.

.Cinco minutos son buenos para hacer abdominales hipopresivos.  De pie, piernas separadas ligeramente y con las rodillas dobladas, el eje del cuerpo ligeramente echado hacia delante, la barbilla baja (doble mentón), los brazos en ángulo al lado del tronco y con las manos hacia las caderas, coges aire por la nariz y lo sacas todo por la boca, cierras nariz y boca sin coger aire, subes costillas y las abres (notarás como el abdomen se mete hacia adentro) Puedes repetirlo cinco veces y si conoces más posturas, incrementa el ejercicio.

.Utiliza los utensilios que tengas en casa, como  vibradores, bolas chinas, huevos de cuarzo, jade u obsidiana o conos vaginales (son unas pesas que van aumentando de peso y te obligan a retenerlos, utilizando tus músculos vaginales) Es fácil usarlos todos en general si lo unes a tus rutinas diarias, como por ejemplo usar los conos vaginales en el momento de la ducha , o las bolas mientras haces cosas de casa o el masajeador interno (vibrador) en momentos de relax.

.Durante cinco minutos puedes hacer ejercicios de tronco.  Te cuento lo que hacemos en danza del vientre.  Haz rotaciones de hombros hacia delante 10 veces y hacia atrás, 10 veces.  Sube y baja los hombros 10 veces.  Ahora vamos a trabajar con el pecho, sube y baja el pecho 10 veces, después llévalo a la derecha y a la izquierda diez veces más. Ahora sube, ves a la derecha, baja y ves a la izquierda. Y si unes el movimiento, te va a salir un círculo de pecho.  Ahora hazlo hacia el otro lado. Encontrarás el video en la penúltima publicación y espero que te pueda guiar. 

He comprobado que esta rutina, no es en vano, la he probado conmigo misma y con pacientes.  Vas a conseguir una mejora visible en tus abdominales, más fuerza en los músculos del suelo pélvico, una experiencia en los masajes vaginales, que te van a proporcionar un mayor confort y autoconocimiento de tu cuerpo.  Además, vas a investigar con los utensilios y juguetes (si los tienes) o bien te va a picar la curiosidad para comprarlos. Prepara “tu caja” para guardar esas cosas curiosas y divertidas, que van a mejorar tu estado físico y mental.

Todos estos ejercicios te van a sentar fantásticamente bien, no lo dudes. PONTE a trabajar, sin excusas y con entusiasmo.  Ahora tienes el tiempo necesario para entrenar.  Deja que yo te contagie mi ilusión y vamos a sentirnos todas unidas en este entrenamiento. ¡Somos muchas!  ¡Únete al reto! ¿Te animas a dejar tu testimonio?

Espero que te sirvan estas pautas y si tienes dudas, ya sabes, estoy las 24h (ahora más que nunca) para atenderte. Feliz cuarentena y vamos a intentar entre todos y todas que sea corta.

#quédateencasa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies