Testimonios

de mis

pacientes

 

Esta página es un espacio que acoge los testimonios de todas aquellas mujeres que han superado el vaginismo o que lo están padeciendo.  

Este es el lugar donde muchas mujeres dejan de sentirse solas y deciden pedir ayuda para cumplir su objetivo: superar el vaginismo. Gracias a todas por compartir vuestra experiencia, que seguro que ayudará a otras mujeres a conseguirlo.

 

77 Comentarios

  1. Por ti Pilar

    El 13/08/2020 recibí el alta por superar un vaginismo que llevaba conmigo literalmente toda la vida.
    Tengo 29 años, he dado bandazos toda mi vida de un profesional a otro sin poder solucionar dicho problema, pasando por psicólogos, psiquiatras, realizando hipnosis, reiki, todas las alternativas que pensaba que me podían solucionar el problema pues ahí estaba yo. Hasta que llegó un día en el que me frustre tanto por ver qué no conseguía mi objetivo que volví a buscar otro profesional, y ahí estaba pilar.
    Al leer su web admito que me asusté puesto que no entendía muy bien en qué consistía la fisioterapia pélvica pero sí que intuí que era algo que había que “tocar”, y evidentemente en mi primera sesión así fue. Jamás nadie me había introducido nada, y de golpe y porrazo Pilar rompió esa barrera. Admito que lo pase mal, realmente mal, pero no por ella ni porque me hiciera daño ni nada de eso, si no por la angustia que sentía y el agobio de pensar que “algo” externo a mi estaba dentro de mi (solo introduzco el dedo, nada más) y recuerdo exactamente las palabras que me dijo en ese momento en el que yo lloraba desesperada para que lo sacara y textualmente me dijo, no lo voy a sacar. Te has de acostumbrar a esta sensación.
    En ese momento a pesar de mi llanto descontrolado, me cambió el chip.
    Fue un momento en el que me dije a mi misma, ostras, si no es para tanto, lo he estado exagerando cuando sabía perfectamente que no me hacía daño pero tenía que aprender a controlar ese sentimiento de rechazo que tenía al pensar que podía haber algo dentro de mi.
    Tras esa primera sesión, a pesar de salir echa un cuadro, recuerdo que me monté en el coche y pensé, aquí está la solución y solo yo podía hacer que fuera más fácil o que todas las sesiones que realizara con ella fueran como la primera.
    Nada de eso, empecé a trabajar en casa con los dilatadores, motivándome cada vez más por los progresos que ni yo misma me creía. Fui constante, día a día.
    Había días que entraban muy fácil y otros que no tanto pero aún así yo seguía. No importaba si un día me costaba más o menos lo importante era realizarlo y dedicarme un rato del día para mi sola.
    Han pasado dos meses desde esa primera sesión y este fin de semana pasado pude tener mi primera penetración.
    He de decir que el papel de mi marido ha sido muy importante para mi ya que llevo cinco años con él y desde el primer momento me ha apoyado en todo esto hasta que he conseguido superarlo.
    Ahora los dos estamos en xok, no nos lo creemos. Me ha resultado tan fácil poder solucionarlo que me arrepiento tanto de no haberte conocido antes Pilar.. la vida resulta maravillosa cuando coincides en el camino con personas como tú.
    Gracias, gracias y mil gracias.
    Ojalá todas esas mujeres que están pasando por lo mismo en estos momentos te encuentren en su camino.

    Responder
  2. EP

    Empeze el tratamiento a finales de agosto del año pasado y en pocas sesiones solucione mi vaginismo primario. Mi alegría por haber logrado superarlo duro poco pues a las pocas semanas mi relación de pareja terminó. Tuve poco tiempo para disfrutar de relaciones sexuales ‘completas’ (a penas 3 semanas) y recuerdo explicarte mi miedo a que si pasaba mucho tiempo sin volver a tener relaciones el problema volviera a aparecer. Tu me dijiste convencida que eso no pasaría. Ayer, después de un año de finalizar el tratamiento y sin haber vuelto a tener relaciones, volví a mantener relaciones sexuales y para mi sorpresa todo fue como la seda. 0 dolor, nada de nada, como si nunca hubiera tenido vaginismo. Debo decir que para ser precavida, he estado la semana anterior haciendo los mismos ejercicios que hice en su día contigo. Era la forma de sentirme más segura. Y ha funcionado

    Responder
  3. Ana

    Sí se puede y no estás sola.
    Escribo estas líneas para enaltecer el trabajo de Pilar y por si mi testimonio puede ayudar a alguna mujer que todavía tenga dudas. Tengo 25 años y hace unos meses decidí afrontar mi problema, y no puedo estar más orgullosa y feliz por ello.

    Ya había topado antes con la palabra “vaginismo” buscando en Google “por qué no me entra”. Primero fueron los tampones que compré con 15 años y que no pude ponerme (los llevé durante mucho tiempo en el bolso por si mis amigas me pedían uno, para aparentar que yo también los usaba). Años más tarde, fueron los intentos frustrados de mantener relaciones con mi pareja (la sensación era como si intentara atravesar una pared). He pasado por las fases de “bueno, otro día ya se podrá”, “soy cobarde porque no me puedo enfrentar al dolor”, “otro año más y todavía no lo he hecho”, “debo de ser la única virgen en esta sala…”, “si mi novio me deja nunca más voy a poder estar con nadie porque los chicos huirán cuando sepan que no puedo mantener relaciones”… y así cada día, no exagero. Eso sí, todo de puertas adentro, hacia fuera aparentaba seguridad y me reía como si nada cuando surgía el sexo en las conversaciones.

    Pues bien, Pilar hace honor a su nombre y se ha convertido en alguien a quien no voy a olvidar jamás. Dos meses después del alta, pude experimentar la penetración por primera vez, y fue cómodo, fácil y mágico. Puedo ir a la piscina cualquier día porque ya uso tampones de varias medidas con total comodidad. No me importa hacerme una exploración ginecológica, no va a hacerme daño. Hasta me he comprado unas bolas chinas para seguir trabajando mi suelo pélvico.

    Y lo más curioso de todo es que estoy agradecida al vaginismo. Me ha permitido conocer mujeres en la misma situación y apoyarnos mutuamente, algunas ya son amigas. Me ha hecho ser más creativa sexualmente, ya que al descartar la penetración, he aprendido otras formas de disfrutar de las relaciones. Me ha hecho fuerte y más segura.

    Gracias, Pilar, por tu trabajo, profesionalidad y cariño. ¡Un fuerte abrazo y ánimo a todas!

    Responder
    • amarilys

      Quiero contactar a Pilar ! Me urge ! Agradezco una forma de establecer primer contacto. Gracias

      Responder
  4. Susana

    Tengo 41 años y sufrí vaginismo hasta los 35, gran parte por miedo, desconocimiento e ignorancia.
    Pero Pilar me salvó y gracias a ella, mi vida es la que es. GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS!!!

    Hasta día de hoy, toda mi carrera profesional ha sido en el mundo de la moda.
    Como directora de compras lidero un equipo de más de 20 personas, acostumbrada a desarrollar e implementar estrategias, trabajar bajo presión y en un entorno cambiante, gestionando y desarrollando equipos multiculturales…
    En mi entorno laboral, siempre creo que he mostrado una imagen segura y tranquila, nadie imaginaba mi secreto.

    Fuera de ese círculo, en mis momentos de intimidad, me sentía insegura y menos mujer que las demás.
    Conozco la frustración, la carga que supone el vaginismo, el sentirte incompleta, el creer que no le das a tu pareja lo que otra mujer le daría, el sentirte diferente, el dolor, el no poder hablar con libertad, el asentir sin más cuando tus amigas hablan de sexo… conozco todo eso.
    Pero también conozco la más inmensa alegría, cuando el tratamiento da resultado y el vaginismo se supera.

    Después de casi 6, por fin me siento libre, tranquila, descansada, segura y con fuerza.
    Me ha costado, me ha costado muchísimo… pero ha llegado el momento de dar gracias al vaginismo por haber contribuido a ser como soy, a ayudarme a ser más fuerte, a pensar que nada es imposible y que con constancia y dedicación, no hay barreras para mi.

    Pero me gustaría compartir algo con vosotras, lo importante que ha sido la comunicación en mi total recuperación a nivel emocional.
    El hablar de ello, difundir, compartir, aceptar lo que he vivido y acompañar a otras mujeres hacia el éxito como madrina. Gracias Pilar por esto último.

    En parte superé el vaginismo gracias a contárselo a una de mis mejores amigas. Me costó mucho explicárselo, pero posteriormente ella fue la que descubrió la contra de La Vanguardia donde aparecía Pilar. Siempre se lo agradeceré.

    Hace unos meses, se lo conté a otra amiga y ella compartió conmigo que también lo había sufrido en el pasado, pero ni siquiera sabía que existía el término vaginismo. Ahora tenemos algo en común que nos une aún más.

    Hace una semana, en una charla con conocidas, también lo expliqué. El impacto fue tremendo y todas ellas se emocionaron. A partir de ahí hemos creado un vínculo especial.

    Con esto que quiero decir?
    Compartir une, favorece la divulgación, damos visibilidad, disminuimos el desconocimiento, ayuda a que otras mujeres sean conscientes de que hay solución y te hace sentir bien, estás aceptando quien eres.

    No es un proceso fácil, de hecho, nunca pensé que estaría diciendo estas palabras, me ha llevado más de 5 años y en ello sigo.
    El próximo paso es contárselo a mis padres.

    Pero os animo a que entre todas demos visibilidad a este problema que tiene solución, de la manera que cada una se sienta más cómoda.
    Sumémonos a las series y películas que actualmente lo están mencionando y al podcast de Pilar!

    Quizás en el futuro incluso me animaré a firmar con mi apellido otro artículo en Pilarpons.com 🙂

    Hasta entonces,
    Un fuerte abrazo
    Susana

    Responder
  5. R

    Hola.
    Quiero deciros que sí se puede. Si estáis leyendo estas líneas, posiblemente sea porque estáis pasando por lo mismo que pasé yo y, por eso, también sé que estaréis pensando que formáis parte de ese pequeño tanto por cierto que no lo va a solucionar nunca. Pero os equivocáis. Y os lo dice alguien que superó su vaginismo con 40 años. Aunque tuve una pareja estable durante más de 15 años, jamás fui capaz de tener una relación sexual completa, ni se me pasó por la cabeza utilizar tampones ni ir al ginecólogo. Todo eso era algo impensable para mí. Así, vas dejando pasar el tiempo esperando que el problema se solucione solo pero cuando llegas a cierta edad, el deseo de ser madre vuelve tu problema más frustrante si cabe. Empiezas a buscar solución pero es difícil. No sabes a quién acudir. Un psicólogo? Un sexólogo? Un ginecólogo? Yo visité a un psicólogo pero no me sirvió de ayuda, más allá de desahogarme y de soltar todo lo que llevaba dentro, no solucioné el problema. Compré los dilatadores por internet pero no conseguí nada, estaba claro que necesitaba ayuda pero no sabía a quién acudir.
    Después de separarme, reuní el valor suficiente para explicárselo a mi madre que no sabía nada y que, como siempre, me apoyó en todo el proceso. Tengo que decir, que en mi caso fue muy importante que estuviera a mi lado. Mi separación me provocó una tristeza muy profunda que el vaginismo acentuaba todavía más. Entonces, como por arte de magia, el libro de Pilar cayó en mis manos. En él se explicaban casos reales con los que me sentí muy identificada y el proceso a seguir para superar el vaginismo. Creo que ésto último es importantísimo para saber a qué te enfrentarás cuando vayas a la consulta. Yo estaba aterrada. Hablé con ella por correo electrónico y me planté en su consulta. Fueron muuuuuchas sesiones ya que como ella me dijo después, el mío era un caso severo, pero lo superé poniéndole muchas ganas y después de mucha terapia práctica con ella y haciendo los deberes en casa.
    Y aquí estoy, ahora me siento una mujer de verdad, capaz de hacer lo que hacen las otras mujeres y no sintiéndome un “bicho raro”. Pilar ha sido mi salvadora y no puedo expresar con palabras todo el agradecimiento que siento, me quedaría corta. Ojalá hubiera más personas como Pilar ayudándonos y explicando al mundo que el vaginismo existe y que se puede superar.
    Pilar te estaré agradecida eternamente! Estoy embarazada y mi sueño de ser madre por fin se va a hacer realidad.

    Responder
    • pilar pons

      Hola R. En primer lugar !ENHORABUENA!!!!!! Qué ilusión me ha hecho saber que estás embarazada. Recuerdo todo tu tratamiento, que casi diría yo, estaba enfocado a la maternidad. También recuerdo a tu madre, acompañándote siempre, tan alegre, tan positiva. Trabajamos duro las tres ¿verdad? y aquí está el resultado. Tu objetivo estaba muy claro, tu decisión totalmente enfocada a conseguir resultados y tu empeño , finalmente, te llevó a lo que querías.
      Te deso un embarazo genial y que disfrutes muchísimo de esta nueva etapa. Muchas gracias por haber dejado aquí tu testimonio, animando a tantas mujeres a buscar soluciones. Un abrazo enorme.

      Responder
    • Alba

      Hola , tengo él mismo problema que todas vosotras él vaginismo,me gustaria también poder superar este duro problema con ayuda de pilar , como se puede contactar con ella ?
      Muchísimas gracias !

      Responder
      • pilar pons

        Hola Alba, encantada de conocerte y gracias por tu confianza. Puedes escfribirme a pilar@pilarpons.com. Un abrazo

        Responder
  6. Montserrat Sellés Caubó

    Siempre había tenido una vida sexual plena, hasta que llegó la Menopausia…A partir de entonces empecé a tener coitos dolorosos. Cada vez que mi pareja me penetraba lo vivenciaba como un hierro ardiente que me llegaba a las entrañas y el dolor era insoportable hasta que dejamos de tener relaciones con penetración.
    Lo consulté con diferentes profesionales de ginecóloga y sus respuestas eran: «el sexo en la madurez requiere de otros previos», «quizás pasas por un mal momento personal y esto afecta a tus relaciones sexuales, deberías consultarlo con un psicólogo/a», «prueba esta crema y mejoraras»…

    Nadie me ofrecía soluciones reales, a nivel psicológico estaba equilibrada, mi deseo sexual era el mismo que antes de la menopausia y lubricaba de forma natural. Tenia claro que era un problema puramente físico pero no fui capaz de encontrar a nadie que pudiera diagnosticar lo que me estaba pasando.

    Inquieta, angustiada y sumamente preocupada por el tema empecé a buscar información en las redes. Descubrí la palabra Vaginísmo y los síntomas eran muy parecidos a los míos. Fue entonces cuando decidí contactar con una fisioterapeuta del suelo pélvico.

    Pilar Pons en la primera visita me explicó de forma muy didáctica que le pasaba a mi vagina. Ella me dijo «tienes vaginismo secundario», me explicó que suponía y como se podia solucionar a partir de tres pautas básicas:
    1. Hidratar la zona.
    2. Flexibilizarla mediante ejercicios del suelo pélvico
    3. Dilatarla progresivamente con dilatadores de diferentes tamaños.

    Por fin una profesional sanitaria me había dado la solución que tanto necesitaba. Me tome muy en serio sus prescripciones y fui constante y responsable con sus pautas

    Después de haber realizado tres sesiones con Pilar, un día (sin haberlo planeado previamente) mi pareja me penetró y el dolor había desaparecido. Hice cuatro sesiones más para que mi vagina volviera a la normalidad. En dos meses y medio había solucionado mi problema.
    Que ingrato me resulta pensar que el personal sanitario en general, desconoce o no quieren dar solución a esta anomalía que sufrimos algunas mujeres.

    Es por ello que nos toca a nosotras hablar de vaginísmo, normalizarlo dándolo a conocer para ayudar a mujeres que están en esta situación y se sienten incomprendidas y desesperadas.

    Ánimo, si se puede.

    Montse 21-02-2020

    Responder
    • pilar pons

      Montse, muchas gracias por dejar este estimonio tan explícito y lleno de alegría. Fuiste una paciente super constante, así que el mérito es tuyo, yo solo te acompañé en el viaje, con el único mérito que yo ya sabía donde iba. Gracias también por animar a las mujeres que tienen este problema, a buscar solución y a ser disciplinadas para conseguir su objetivo. Tus palabras están ya haciendo un gran bien a todas aquellas que buscan caminos. Un fuerte abrazo.

      Responder
  7. Laura

    La Pilar és el nostre àngel. Gràcies a ella he superat el vaginisme!
    Tinc 29 anys i he passat per diferents etapes en què he intentat solucionar el que tenia, sense saber ben bé el que era…
    Vaig visitar-mr amb una ginecòloga que em va dir que m’havia d’operar.. estava tant nerviosa i en xoc que ben bé no sé de què. Una setmana abans de de l’operació un àngel anomenat Rosa em va dir q no m’operés, que hi havia uns exercixis que podia fer per solucionar-ho, li vaig fer cas i no em vaig operar. Però amb els exercicis no en vaig fer prou i buscant buscant.. vaig trobar un altre àngel, la Pilar.
    Vaig comprar el seu llibre i el vaig llegir el mateix dia, fins les tantes de la nit, li vaig escriure i l’endemà, un matí de dissabte, per sorpresa meva ja m’havia respost, em va donar tanta seguretat i confiança!!! I lo més important, deia que em podia ajudar i que ho solucionariem!!! . El dilluns següent trucava per demanar hora i ,l’endemà , dimarts començava amb el tractament.
    He tingut dies bons, dies dolents, dies que semblava que reculava, dies que avançava molt, dies d’alegria, dies de frustració, però sempre tenia la Pilar fent-me costat i donant-me ànims. Es preocupa molt per nosaltres.
    Visc a prop de Girona i al principi del tractament hi anava un cop per setmana, acabava esgotada entre la feina, el trajecte de cotxe, la sessió, tornar a casa, els deures diaris… però ha valgut molt la pena.
    La Pilar és una persona meravellosa, no sé què hauria fet si no l’hagués trobat!!!
    En poc temps ha esdevingut una persona molt important a la meva (nostra) vida.
    Des de fa unes setmanes que la Pilar em posa en contacte amb altres pacients per poder-les ajudar i donar-lis ànims i consells. És molt útil perquè veus que no ets la única que li passa, ajuda moltissim, a mi em va ajudar en el seu moment, i ara vull ajudar altres noies.
    Us animo a totes les que esteu passant per una situació així, que no dubteu en posar-vos en contacte amb la Pilar, amb ella tot és possible!!!
    Un petó ben fort, t’estimem.
    Laura (i Dani)

    Responder
  8. Maria

    Amb llàgrimes als ulls i amb un estat inexplicable, no trobe la manera de donar-te les gràcies per aconseguir el meu desig, per posar fi al meu problema, a la meua amargura… Res és suficient per a tan gran esdeveniment i és impossible explicar el que sent en aquest moment… He tornat a nàixer, has aconseguit que torne a somriure de veres, que hem senga una dona i no, un extraterrestre, una persona rara i diferent a les altres. Has aconseguit que el que per a mí era impossible fa dos mesos, hui siga un somni real… únic…
    La clau que hem vares regalar, la nostra clau, la portaré sempre amb mi, eixa clau anirà sempre al meu costat, eixa clau té un nom, es diu Pilar, xq sense Tú, mai haguera pogut obrir la porta de la vida. Mai no podré agraïr res amb tanta sinceritat i alegria. M’has canviat la vida, m’has regalat el que més necessitava. Gràcies per confiar amb mi, per guiar-me sempre pel bon camí, xo sobretot, Gràcies per fer-ho tan fàcil! Des de que et vaig veure aquell dia de desesperació buscant per internet, vaig saver que Tu seríes el meu camí… I qui anava a dir- me que seria tan fäcil!! Vaig recórrer més de 400 km en dues ocasions, però ha valgut moooolt la pena!
    Gràcies, Gràcies i 1000 Gràcies!!!
    Anit vaig posat punt i final a un problema que m’ha acompanyat durant 20 anys, a un problema que crec que va nàixer amb mi.
    M’ha costat molt, Pilar!!!!! Però per fi, hem guanyat aquesta batalla!
    No pots imaginar el que signifiques per a nosaltres. Eres el motiu de la nostra Felicitat! Ara a pel nostre següent somni…
    Anime a totes les xiques que tinguen qualsevol problema sexual! Acudiu a Pilar, xq en ella, tot és posible. El meu problema ha durat 20 anys i s’ha resolt en 3 mesos. Si jo jo he aconseguit, qualsevol xica és capaç, amb l’ajuda de Pilar… És increïble!!!!!

    Un Fort bes dels dos!
    T’estimem

    Responder
    • Laura

      La Pilar és el nostre àngel. Gràcies a ella he superat el vaginisme!
      Tinc 29 anys i he passat per diferents etapes en què he intentat solucionar el que tenia, sense saber ben bé el que era…
      Vaig visitar-mr amb una ginecòloga que em va dir que m’havia d’operar.. estava tant nerviosa i en xoc que ben bé no sé de què. Una setmana abans de de l’operació un àngel anomenat Rosa em va dir q no m’operés, que hi havia uns exercixis que podia fer per solucionar-ho, li vaig fer cas i no em vaig operar. Però amb els exercicis no en vaig fer prou i buscant buscant.. vaig trobar un altre àngel, la Pilar.
      Vaig comprar el seu llibre i el vaig llegir el mateix dia, fins les tantes de la nit, li vaig escriure i l’endemà, un matí de dissabte, per sorpresa meva ja m’havia respost, em va donar tanta seguretat i confiança!!! I lo més important, deia que em podia ajudar i que ho solucionariem!!! . El dilluns següent trucava per demanar hora i ,l’endemà , dimarts començava amb el tractament.
      He tingut dies bons, dies dolents, dies que semblava que reculava, dies que avançava molt, dies d’alegria, dies de frustració, però sempre tenia la Pilar fent-me costat i donant-me ànims. Es preocupa molt per nosaltres.
      Visc a prop de Girona i al principi del tractament hi anava un cop per setmana, acabava esgotada entre la feina, el trajecte de cotxe, la sessió, tornar a casa, els deures diaris… però ha valgut molt la pena.
      La Pilar és una persona meravellosa, no sé què hauria fet si no l’hagués trobat!!!
      En poc temps ha esdevingut una persona molt important a la meva (nostra) vida.
      Des de fa unes setmanes que la Pilar em posa en contacte amb altres pacients per poder-les ajudar i donar-lis ànims i consells. És molt útil perquè veus que no ets la única que li passa, ajuda moltissim, a mi em va ajudar en el seu moment, i ara vull ajudar altres noies.
      Us animo a totes les que esteu passant per una situació així, que no dubteu en posar-vos en contacte amb la Pilar, amb ella tot és possible!!!
      Un petó ben fort, t’estimem.
      Laura (i Dani)

      Responder
      • pilar pons

        Laura, agradezco tus cariñosas palabras hacia mi y mi trabajo, aunque me ruborioza leer muchas cosas de las que dices. Sé que fue un tratamiento duro en cuanto a los desplazamientos, pero me dabas muchos ánimos al ver que trabajabas cada día y no anulabas nunca las sesiones. Sabía que lo conseguirías y muy rapidamente. Ha sido un placer trabajar contigo, acompañarte y también ponerte en contacto con algunas de esas mujeres que están empezando. Eres tan disciplinada comtestando correos, como lo fuiste en tu tratamiento. Muchas gracias, en mi nombre y en el de todas las chicas que estás ayudando. Eres un sol.
        Te deseo un camino lleno de nuevos retos y que los sepas afrontar, como lo has hecho con este. Disfruta mucho de tu nueva etapa. Un fuerte abrazo

        Responder
  9. Mariona

    Hola a totes!

    Em posa molt contenta poder dir que he superat el meu vaginisme amb 18 anys. Deu fer uns sis anys que era conscient que em passava alguna cosa amb la meva vagina, però no entenia què. Al cap i a la fi era petita i vaig suposar que a totes les noies els passava això. En créixer una mica vaig anar veient com les meves amigues podien posar-se tampons, després masturbar-se (vaginalment) i més tard tenir relacions amb penetració, mentre jo em moria de dolor només d’imaginar-m’ho. Fa uns mesos volia treure’m de sobre l’estigma que sentia i vaig començar a parlar del que sentia amb algunes amigues i persones de confiança, que van ser molt comprensives i em van donar molt de suport tot i no entendre del tot el que em passava. Un dia, vaig buscar els meus símptomes per internet i vaig topar amb el llibre de la Pilar. Vaig necessitar que una amiga truqués a la consulta per mi, i que m’hi acompanyés, perquè sinó ho hagués posposat eternament. I encara no sé com agrair-li.

    Vaig aconseguir l’alta justament fa dos dies, i estic súper contenta. El meu tractament ha estat una mica llarguet, vaig començar-lo a principis de juliol i vaig acabar-lo l’últim dia de l’any. Han estat uns mesos d’esforç físic, però també de treball mental i emocional, ja que a mi només plantejar-me la penetració ja m’aterroritzava. Per aquest fet, les primeres sessions amb la Pilar van ser les més complicades, perquè vaig haver de superar la por i el fàstic arrelats que sentia cap a una part tan pròpia de mi com és la meva vagina. Amb ajuda de la psicòloga de la consulta, la Yolanda, i fent els exercicis que la Pilar em posava de deures per casa, vaig superar més fàcilment aquesta etapa, i vaig fer un «click». Des d’aleshores cada dia sortia més contenta de les sessions i vaig anar guanyant confiança, alhora que la superació del vaginisme anava semblant un objectiu cada cop més real i assolible. Si bé he tingut períodes més complicats, en els quals sentia que m’estancava o que no anava enlloc, ara veig que estava avançant igualment, al meu ritme, i que aquelles sessions van ser igual de necessàries que les més fructíferes. M’alegro de no haver deixat el tractament a mitges quan no veia clar el meu avenç, o quan no em sentia capaç de seguir. He entès que pel simple fet de presentar-me a la següent sessió ja estava treballant en el meu benestar i en la superació del meu vaginisme.

    Ara mateix m’alegro moltíssim d’haver decidit parlar del que em passava i d’haver-me posat a solucionar-ho. Després de llegir testimonis i de sentir les històries d’altres pacients de la Pilar, veig la sort que he tingut de poder-ho resoldre a la meva edat. Moltes ho han resolt als trenta, quaranta o cinquanta anys, i em sembla admirable que es plantin i decideixin que ja n’hi ha prou, que volen estar en pau amb el seu cos i viure plenament la seva sexualitat, després de tant de temps aguantant el vaginisme i les experiències que comporta, que totes devem conèixer en major o menor grau. És per això que animo a qualsevol que cregui que pot tenir vaginisme a fer el pas i anar a la consulta. Si ets jove, per estalviar-te anys d’aquesta merda. Si no ho ets tant, pel mateix!! Perquè ja n’hi ha prou! Pensa que el simple fet d’estar llegint això, d’estar-te informant, ja et fa sortir de l’estancament en la por i el dubte. Parlar-ne amb algú et fa avançar. Presentar-te a la consulta, per molt insegura que estiguis, és un pas enorme que fa molt més senzill el que vindrà. D’alguna manera, cada petit esforç fa molt més fàcil el següent.

    Per a mi, curar el meu vaginisme ha suposat un acte d’apoderament. M’he apoderat del meu cos i de la meva sexualitat. De mi mateixa, vaja.

    Tot un plaer, moltíssimes gràcies Pilar, i gràcies a totes les que heu compartit les vostres experiències.

    Molt d’amor per a totes <3

    Responder
    • Pilar Pons

      Gracias Mariona! es un testimonio muy bonito, muy auténtico! has sido capaz, no dolo de analizar las diferentes etapas del tratamiento, sino también de entender el proceso paso a paso, de una manera muy madura, muy crítica. Te doy la razón, fue un tratamiento duro al principio y llegaste al final, sobretodo gracias a tu perseverancia y a tu interés en conseguir el objetivo, incluso pese a ti misma. Te agradezco muchísimo que compartas tu experiencia, que como bien sabes va a ayudar a muchas mujeres. Te deseo una etapa llena de autenticidad y que ese empoderamiento que ahora te acompaña, te ayude también a conseguir otros objetivos de tu vida. Un abrazo muy fuerte.

      Responder
  10. Ana

    EL VAGINISMO SE PUEDE SUPERAR A DISTANCIA

    ¡Muy buenas! Este es un mensaje especialmente dirigido a aquellas personas que no vivís en Barcelona y dudáis sobre si podréis o no superar vuestro vaginismo entrenando diariamente por vuestra cuenta. Pues bien, la respuesta es SÍ. Un SÍ rotundo, en negrita y con mayúsculas. Yo soy un ejemplo más de que se puede. Os pongo en antecedentes.

    Escribo estas líneas en el AVE que me lleva de nuevo a Madrid, conteniendo a duras penas la emoción que siento al recordar todo lo vivido el día de hoy. Es la única sesión presencial que he necesitado hacer en Barcelona para rematar la faena, es decir, superar definitivamente mi vaginismo. El grueso del tratamiento lo he realizado en casa, a distancia. ¿El “secreto”? La constancia. Entrenar todos los días un rato y ser consciente de que ese trabajo me iba a llevar a alcanzar el objetivo: poner fin a mi vaginismo. En la primera sesión por Skype que tuvimos, Pilar me dijo un par de cosas que siempre tuve presentes y me ayudaron especialmente:

    – “Deja tu mente a un lado. No pienses. Entrena.” Es decir, introducid vuestro dedo/dilatador, sin pensar, aunque os moleste (obviamente si no os molestara no tendríais vaginismo). Pensad que no os puede pasar nada, no os vais a desgarrar ni a hacer ningún daño. Y esa sensación de molestia irá desapareciendo a medida que avancéis en el tratamiento.

    – “Confía en tu vagina”. Quizás no confiéis en vosotras mismas al principio, como me pasaba a mí. Yo pensé que no iba a avanzar nada por mi cuenta y ya veis que sí. Vuestra vagina está preparada para ser penetrada y cuando veáis que podéis introducir el dilatador más pequeño o uno de vuestros dedos, eso os dará una fuerza y una confianza tremendas para seguir y comprobar que, efectivamente, sí podéis conseguirlo. Es cuestión de tiempo y trabajo. Nada más.

    Dicho esto, los días más complicados fueron los primeros. Especialmente, el contacto de mis dedos con la entrada vaginal. Es una sensación molesta, qué duda cabe. Lo bueno es que va desapareciendo a medida que masajeas la entrada a diario y juegas con tus dedos haciendo movimientos de entrada y salida, giros, etc. Así se consigue la desensibilización. Hasta el punto de que cuando Pilar me exploró para comprobar si tenía alguna contractura, no noté ninguna molestia. ¡El trabajo tiene su recompensa!

    Todos los días (bueno vale, fallé alguno, lo admito) solía hacer entre media hora y una hora de entrenamiento. Durante ese tiempo, hidrataba y masajeaba bien la entrada de la vagina, introducía un dedo o dos (dependiendo del avance hasta ese momento) y también jugaba con los dilatadores, primero los mantenía a la entrada y después los iba metiendo despacio. Cuando los tenía dentro aprovechaba para hacer ejercicios de kegel, movimientos de entrada y salida, etc. Intentando avanzar, cada día, un pasito más hacia mi objetivo.

    En definitiva, espero que mi testimonio ayude a las indecisas que no acabáis de dar el primer paso para solucionar vuestro vaginismo por la falsa creencia de que no podréis superarlo a distancia. Os digo que se puede de veras. Escribid un correo a Pilar, no mañana ni dentro de un rato, sino AHORA. Ella os llevará de la mano como buena guía experimentada que es. Dejaos guiar y poned en práctica los ejercicios que os indique. Vuestro vaginismo será historia antes de lo que imaginéis.

    Un fuerte abrazo a todas.

    Responder
    • pilar pons

      Hola Ana, muchísimas gracias por este testimonio tan esperanzador para cualquier mujer que desee vencer obstáculos. Lo has conseguido gracias a tu dedicación, a tu riguroso entrenamiento, que además ampliaste con el compromiso diario de enviarme un correo, con los ejercicios y avances. ¡Cada día! Me encantó conocerte en persona y darte ese ALTA tan merecida. Eres una gran paciente y una magnífica persona, a la que deseo todo lo mejor. Felices Fiestas Ana y un radiante año nuevo!

      Responder
  11. MJ

    Una más. Una entre mil testimonios más. Toda una vida “ a medias”, con sentimientos de culpa, de vergüenza, con la falta de seguridad… y sobre todo de libertad que esto provoca. Y en un mes, y a distancia…tachannnnn! Se acabó! Creo que nunca podré agradecerle a Pilar esto. Ha sido mi compañera, mi amiga, la que ha soportado mis caídas y me ha sujetado firme, no dejándome dudar ni un sólo minuto. Me hubiera gustado encontrarla mil años antes, pero las cosas pasan cuando tienen que pasar, y ella se ha cruzado en mi vida y la ha llenado de NORMALIDAD, el mejor de los regalos.
    Ojalá te cruces en la vida de mil mujeres y sigas consiguiendo este regalo para ellas. Te lo he dicho muchas veces, en mis cientos de divagaciones a lo largo del camino, de esta montaña rusa emocional que ha supuesto esto para mí: eres una persona “ medicina” .
    GRACIAS, así, con letras mayúsculas. Sólo espero que estos testimonios sean el detonante para las mujeres que están sufriendo esto, innecesariamente. Hay solución, fácil y rápida. Y la solución tiene nombre…de mujer , obviamente.
    Ojalá esto sea sólo el inicio del fin de este problema..

    Responder
    • Pilar Pons

      MJ qué gusto leerte de nuevo y ahora por aquí y con tu problema resuelto. Mil gracias por tu empatía hacia mi y mi trabajo. Añoraba tus correos, esos que me escribes llenos de cariño. ¡Sigue adelante con tu objetivo! Un fuerte abrazo, amiga

      Responder
  12. Esther

    Después de más de 4 años de psicólogos intentando solucionar mi vaginismo primario, en tan solo 4 sesiones es con Pilar conseguí mi primera penetracion. Ojalá la hubiera encontrado antes….no lo dudéis y empezad las sesiones, logre lo que pensé que nunca llegaría!!!

    Responder
  13. Esther

    Después de más de 4 años de psicólogos intentando solucionar mi vaginismo primario, en tan solo 4 esto es con Pilar conseguí mi primera penetracion. Ojalá la hubiera encontrado antes….no lo dudéis i empezad las sesiones, logre lo que pensé que nunca llegaría!!!

    Responder
    • Pilar Pons

      Gracias Esther por escribir aquí tu experiencia. Te acompañé, pero el trabajo lo hiciste tu… Un fuerte abrazo

      Responder
  14. Beatriz

    Hola a todas! Quiero resumir un poco mi experiencia sobretodo para aquellas chicas que viven lejos de la consulta de Pilar y que por esa razón lo están dejando pasar,ya que eso mismo me ocurrió a mí y me arrepiento de haber dejado pasar tanto tiempo,haciendo más larga una muy triste espera que solo hace aumentar más ese malestar emocional.
    Tengo 32 años,con pareja desde los 16.Las relaciones completas eran imposibles y acabé por rechazar casi cualquier contacto íntimo por el miedo a acabar como siempre,llorando en silencio y disminuyendo mi autoestima a puntos inimaginables.Al llevarlo siempre en secreto acumulé tanto miedo y tanta inseguridad en mí misma que me volví hasta celosa,pensando que él se iría con la primera chica que apareciera porque cualquier mujer valía mucho más que yo.
    Acudí a varios ginecólogos,la primera me hizo muchísimo daño al intentar hacerme una citología y me derivó a un psicólogo/sexólogo que no me ayudó en nada,otra me dijo que pobrecito mi novio,etc.Harta y sin saber por donde tirar busqué por internet y por primera vez escuché hablar de Pilar,vi que había sacado un libro a la venta y no me lo pensé.Ese libro me hizo saber que habían muchas mujeres con mi mismo problema,que no era la única,y sobretodo que había solución pero no pude evitar llorar de rabia y tristeza leyendo las experiencias de algunas mujeres.
    Contacté con Pilar (hace dos años y medio) pero justamente apareció un problema ginecológico y tuve que dejarlo pasar de momento.Comencé una etapa de pruebas,miedo y dolor cuando me tuvieron que hacer sí o sí una citología para descartar cosas.Finalmente no era algo grave pero me tenían que hacer una intervención y mi ginecóloga me sugirió aprovechar para agrandar la apertura del introito,ya que según ella el problema era ese y no otro.Así lo hice y aunque pudo hacerme las ecografías con menos dolor seguía sin poder ni tener relaciones,ni mucho menos.Controlado el problema que tenía volví a contactar este año con Pilar,cansada de dejar pasar tiempo y acudí a la primera cita en abril.Estuve tres horas y salí muy contenta,aparte de por la humanidad y tacto que tiene,porque salí habiendo podido meter todos los dilatadores (ella,yo solamente pude los primeros).Estuve haciendo los ejercicios que me mandó y todo iba bien pero un día me atasqué en el penúltimo y me empecé a agobiar,aparte se juntaron otros problemas y lo fuí dejando pasar (gran error mio)..hasta que en septiembre volví a hablar con ella,pedir cita y ahí estuve esta semana de nuevo,ésta vez más contenta todavía porque pude introducir (ésta vez sí,yo sola) todos los dilatadores,más el epi-no que se me hacía un mundo la otra vez.Aún me falta un poco de dilatación pero según Pilar esto está chupado y tengo fe que con unos dias más de dilatador grande y automasaje interno podré llegar a la penetración.Por cierto,me hizo mi ginecóloga la citología que me tocaba y aunque iba súper nerviosa no me dolió nada.Me di cuenta que estaba dentro cuando oí el sonido del espéculo..para mi eso es más que un logro!
    Para terminar solo deciros a las chicas que me estéis leyendo y que no os decidís porque creéis que no váis a poder o porque estáis lejos que os animéis,que podéis con todo,es sólo tomar la decisión y a partir de ahí verás como cambia tu vida.Yo he dejado pasar muchos años y eso es al final de lo que más te arrepientes,además,Pilar va con mucho tacto y en su experiencia está la clave,para mí la mejor.Hace intensivos para aprovechar el tiempo sobretodo las que vamos de fuera y cunde muchísimo.A ti Pilar,gracias por un día decidirte a tratar este problema y volcarte como lo haces para darle visibilidad y ahorrar tiempo,dinero y sobretodo sufrimiento a las chicas que nos ha tocado vivirlo.

    Responder
    • Pilar Pons

      Gracias Beatriz por este testimonio tuyo, que seguro podrá ayudar a muchas mujeres. Has trabajado mucho para conseguir tu objetivo y ¡eso tiene recompensa! Sé el sacrificio que supone viajar, dejar el trabajo unos días, gastar dinero y todo ello con las emociones a flor de piel. Este episodio de tu vida, seguro que te ayuda a remontar cualquier dificultad que se ponga en tu camino. Un abrazo muy fuerte

      Responder
  15. Cristina

    Mil gracias a Pilar por su paciencia y profesionalidad. En el momento que entré en su consulta supe que era la solución a mi problema. Desde joven he podido mantener relaciones sexuales con coito sin impedimento, ponerme un tampax e ir a la revisión ginecológica anualmente. A raíz de una trombosis aguda en la pierna izquierda, todo cambió… las relaciones con coito me empezaron a dolor o incluso inexistentes, ya evitaba ponerme tampax y, aunque iba anualmente a la revisión ginecológica lo pasaba realmente mal.

    Me ha costado mucho saber que mi vaginismo era secundario a raíz de algo que cambió mi vida por completo. Con esto quiero animar a todas las chicas, que por las circunstancias que sea tu cuerpo cambia, hagan sesiones con Pilar y verán que todo vuelve a la normalidad. Conocer a Pilar es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida.
    Muchas gracias por todo.

    Responder
    • Pilar Pons

      Mil gracias a ti Cristina por tu generosidad y estas bonitas palabras hacia mi trabajo. Me anima mucho escuchar esa frase de «al entrar en tu consulta, supe que era la solución a mi problema». Ha sido un placer también conocerte y acompañarte. Un abrazo

      Responder
  16. M

    Lloro de emoción cuando veo o leo docuementales o noticias sobre vaginismo. Cuando me lo diagnosticaron, con 18 añitos, nadie me ayudaba porque nadie sabía qué era esto del vaginismo… Topé con una mala ginecóloga y un mal diagnóstico. Mis amigas no podían ayudarme. Éramos todas tan jóvenes… ¿Cómo iban a ayudarme si no sabían qué era esto del vaginismo? No lo entendía ni yo misma. Tenía miedo, estaba completamente sola y no sabía afrontarlo. No entendía mi cuerpo porque no era yo quien lo controlaba. Sufir vaginismo ha sido la experiencia más dura que he vivido… y ahora, más de una década después, aunque a veces llore al recordarlo, me siento reconfortada, acompañada, comprendida. Ha sido la montaña más alta que jamás he subido y cuando miro atrás me emociona ver el camino que he recorrido. Sin vaginismo, sin Anna y Pilar no habría escalado una montaña tan alta. No tengo vértigo. Desde aquí arriba, desde la cima, la vida se ve y se vive mejor.

    Responder
    • Pilar Pons

      Muchas gracias M. ¡qué fuerte te has hecho! me emociono con tu testimonio sincero y sentido. Has aprendido a subir a la cima y mirar abajo, con costes, pero con resultados estupendos. ¡Un fuerte abrazo!

      Responder
  17. Maria - 38 años

    En primer lugar quiero FELICITARTE Pilar por tu nueva página!!
    Hoy ha sido mi cuarta sesión con Pilar Pons y .. estoy perfectamente!!
    He estado unos 6-8 años, ya ni lo recuerdo con exactitud, con problemas en mis relaciones sexuales.
    Llevo 14 años con mi marido, con lo cual, es más el tiempo que hemos estado sufriendo este problema, que el que no.
    Yo lo achacaba a algún problema de salud que tuve, luego vino es estrés laboral, no sé. La cuestión es que nunca nadie me pudo ayudar y así hemos estado hasta hace un par de meses.
    Me decidí a conocer a Pilar, aunque no tenía muchas esperanzas, lo reconozco. Nunca había oído hablar de vaginismo y no sabía si era lo que tenía. No sabéis lo mucho que me arrepiento de no haberla conocido antes.
    Ya desde la primera semana noté mucha mejoría.
    GRACIAS PILAR!!!
    Gracias por tu profesionalidad, por tu comprensión, por hacer tan fácil algo que se complicó tanto durante tanto tiempo, GRACIAS

    Responder
    • Pilar Pons

      Gracias María!!! me he sentido tan feliz acompañándote y viendo que te era útil. Disfruta de esta etapa nueva!!! Fue muy fácil también trabajar contigo. Un abrazo

      Responder
  18. Sílvia

    Hola a todas!
    Me llamo Sílvia, tengo 38 años, pareja desde hace 22 y hasta hace poco padecía de vaginismo primario.

    Quiero dejar mi testimonio para dar ánimos y ayudar a todas las mujeres con éste problema al que ahora mismo no le ven solución, se puede superar, no lo dudéis.
    Mi experiencia puede ser parecida a la de muchas mujeres, con mi pareja intentamos varias veces tener relaciones con penetración sin conseguirlo. Al principio piensas que puede ser normal, estás nerviosa. Más adelante empiezas a preocuparte, a sentirte mal, culpable por pensar que no eres lo suficientemente valiente para superar el dolor que sientes. No sabes que te ocurre, tu pareja tampoco y en silencio van pasando los años. Buscas soluciones pero no las encuentras porque nunca nadie te habla del vaginismo. En mi caso afectó mucho mi autoestima y fue parte importante de una depresión.

    En las visitas al ginecólogo, donde iba sólo cuando surgía un problema de salud, podía realizarme con cuidado una citología pero nunca una ecografía vaginal. En las visitas me sentía mal y nunca me dijeron que me ocurría dando a entender que todo era psicológico.
    Por fin, en mi última visita hace un año con una ginecóloga me dijo que tenía vaginismo, que algunas mujeres lo padecían y que se podía solucionar, eso sí, que era un proceso lento y debería tener paciencia.

    Así que ya sabía que mi problema tenía un nombre y me puse a buscar por internet a esa persona que pudiera ayudarme a superarlo por fin. Y encontré a Pilar. Algo me dijo que era ella la persona elegida, y no me equivoqué. He superado mi vaginismo en 1 mes y sólo 4 sesiones. Ahora puedo tener relaciones con penetración sin ningún tipo de dolor y he podido realizarme una revisión ginecológica completa con ecografía vaginal incluida.

    Puede que pienses que tu vaginismo es más severo, no importa, también lo vas a superar. Eso sí, es muy importante conocer bien tu cuerpo, ser constante y realizar diariamente los ejercicios en casa con los dilatadores para que todo vaya bien.

    Muchos ánimos a todas las mujeres con vaginismo, no estáis solas, somos muchas las que lo hemos padecido y lo hemos superado gracias a la fisioterapia.

    Y Pilar, agradecerte de nuevo tu ayuda, tu empatía, la dedicación a tu trabajo y el acompañamiento durante el tratamiento que fue básico para mí.
    Soy una mujer nueva, fuerte, segura y muy feliz, y todo gracias a ti. Un fuerte abrazo de los dos!

    Responder
    • pilar pons umbria

      . Gracias Sílvia por este testimonio tan auténtico y por la confianza que depositaste en mi. Fuiste muy perseverante en el tratamiento también en casa y eso marca la diferencia. Me siento muy feliz de haber participado en este viaje tuyo hacia la libertad . Un abrazo muy fuerte

      Responder
  19. F

    Hola Pilar,

    Quería dejar mi testimonio porque para mi fue de gran ayuda leer la historia de otras mujeres. Saber que no estas sola y saber que se puede superar.
    Yo lo acabo de superar en dos meses y medio.

    Yo no pensaba que fuera posible hasta que descubrí a Pilar. Lo primero de todo quiero decir que es una gran profesional. Desde el primer momento en el que contactas con ella, te transmite seguridad y sabes que te va a ayudar y te vas a sentir cómoda, acudiendo a su consulta. Es esa cercanía y comprensión lo que me hizo no dudar en acudir a su primera consulta.

    En mi caso me acuerdo que iba con miedo, con preocupaciones y con cincuenta mil inseguridades. Ni si quiera creía que fuera a poder ponerme un dilatador en la primera sesión, y cuando acaba la sesión había sido capaz de ponerme tres. Y yo nunca había sido capaz ni de ponerme un tampón.

    A mi me costó creerme que en algún punto iba a ser superado del todo, y no me creía a Pilar cuando me decía que con el tratamiento adecuado se supera al 100%y que llegaría un momento en el que ya no iba a tener vaginismo.
    Una vez acudes a la consulta, continuas varias sesiones más según cada persona. Pilar te indica los ejercicios que tienes que hacer y que tienes que trabajar en casa.
    Por eso quiero decirle a otras mujeres que aunque todavía no crean que lo van a poder superar, aunque duden y aunque no sepan hacia donde van, que tengan confianza. Que confíen en Pilar porque no se me ocurre una profesional mejor para poder superar esto. Y que confíen en si mismas, porque con trabajo constante va a llegar un momento en el que el vaginismo haya desaparecido. Que luchen durante todo el proceso porque con la ayuda de Pilar llegas hasta el final.
    Pilar, no me puedo creer que esté diciendo esto yo ahora, como tantas veces me dijiste tu a mi. Jeje
    Tantas veces que me dijiste que al principio todas tenemos esas dudas pero que al final vamos a comprobar que todo se soluciona. Y tanto si era cierto!
    La alegría que siento ahora no se como describirla.

    Muchísimas gracias por tu trabajo, por tu ayuda y por tu confianza. Y sobre todo por ser una persona que lucha por dar a conocer la solución real a este problema y por la normalización del vaginismo que tantas mujeres sufren. Ojalá hubiera más profesionales como tu.
    Un abrazo muy fuerte.

    Responder
  20. Miguel

    Hola buenas noches.
    Os escribo desde el punto de vista del hombre, de la pareja, delta compañero que sufre, no diré que del mismo modo que vosotras, pero sí con una dosis de angustia y dolor en ocasiones, insoportable.
    Mi pareja y yo nunca pudimos tener ni una sola penetración. Ni el más mínimo planteamiento de ello. Tan sólo hablar de ello, nos generaba un gran estrés.
    Incluso llegamos a autoconvencernos de que no queríamos ser Padres. 20 años así.
    Llegó el diagnóstico y eso sólo nos hundió un poco más en el pozo. Soledad, angustia, impotencia… todo eso era nuestro día a día. Dejamos de tener cualquier tipo de relación.
    De pronto, un Ángel se nos presentó en forma de «pelirroja catalana» y nos regaló muchísima luz.
    Primera sesión: tres dilatadores!!! No podía ser. Era algo impensable.
    Hoy, 5 meses después, os escribo tras nuestra 4° coito y nuestro primer orgasmo vaginal!! Bueno el suyo. Pero yo estoy que no me lo creo.
    Al fin podemos decirlo: ESTO ESTÁ SUPERADO!
    Se puede y para mi, como hombre, este camino ha significado un acercamiento y un crecimiento a mi compañera, que jamás hubiese imaginado.
    Sólo puedo deciros que SÍ SE PUEDE. Se supera.
    Con Trabajo y tesón podemos conseguirlo. Pero lo más importante, juntos. En aquellos casos en los que existe una pareja, el apoyo, la complicidad, la comprensión y el saber estimular y aupar cuando los ánimos o las ganas bajan, es Vital.
    Juntos hemos podido y todas podréis.
    Besos y ánimo a todas!

    Responder
    • pilar pons umbria

      Queridísima F. muchísimas gracias por este testimonio tuyo tan sentido y que te sale desde el corazón. Me siento un poco aturdida con tantas palabras hermosas hacia mi trabajo y me relajo pensando que lo que haces es gritar a todos los vientos que se supera con fisioterapia, si no hay ninguna implicación psicológica. Pero el mérito es tuyo porque no he visto a nadie tan decidida como tu a coger aviones, AVES y autobuses para llegar a la consulta. Ya echo de menos esas risas nuestras y esas miradas de confidencialidad. Ha sido un inmenso placer conocerte, charlar, reflexionar contigo sobre tantas cosas que iban surgiendo en las sesiones, unas sobre el tratamiento y otras sobre la vida misma. Disfruta de tu nueva etapa. Un abrazo largo y cálido.

      Responder
  21. Miguel

    Hola buenas noches.
    Os escribo desde el punto de vista del hombre, de la pareja, delta compañero que sufre, no diré que del mismo modo que vosotras, pero sí con una dosis de angustia y dolor en ocasiones, insoportable.
    Mi pareja y yo nunca pudimos tener ni una sola penetración. MI

    Responder
    • pilar pons umbria

      Muchas gracias Miguel por tu testimonio. Rara vez es la pareja la que escribe por aquí y se agradece muchísimo vuestra visión, vuestras palabras y sobretodo vuestras emociones. Estoy muy contenta de que hayáis conseguido vuestro objetivo! Disfrutad de esta nueva etapa y si os apetece comentarlo en vuestro entorno, conseguiremos avanzar más deprisa. Un abrazo enorme a los dos.

      Responder
  22. Claudia

    Hola a todas, y a Pilar por supuesto!! 😀
    Misión cumplida con sólo 3 sesiones!! Te lo agradezco infinitamente!!

    He de reconocer que la primera sesión iba con mucho miedo, pero cuando llegas a la consulta, Pilar te da muchísima confianza y te explica TODO, sus ganas de ayudarte hacen que te sientas 100% bien. Después de la primera sesión, seguí practicando en casa con los dilatadores y seguía en contacto con ella por e-mall. Pasaron muchos meses hasta que volví (no estoy cerca y era un poco complicado).

    Por fin me decidí a volver y hacer 2 sesiones en un mismo día, aprendí muchísimo.

    Hoy puedo decir que tengo relaciones sexuales con penetración sin ningún tipo de dolor ni complicación, a parte de estar feliz por eso, lo estoy por todos los conocimientos que he adquirido. Muchísimas gracias Pilar, por tus explicaciones, por tu paciencia y por todo!!

    A las que tengáis dudas en visitar a Pilar, no os lo penséis dos veces, os lo recomiendo 100% y tendréis la solución en poco tiempo!! Os animo a todas!

    Un saludo a todas y a Pilar!!

    Responder
    • pilar pons umbria

      Hola Claudia, muchísimas gracias por compartir tu experiencia. Acompañarte ha sido muy bonito, por tus ganas, por tu buena disposición… Todo ese tiempo que estuvimos sin vernos, trabajaste mucho para lograr tu objetivo. Yo caminé contigo en el tramo final y como conozco el camino, llegamos rápido. Un abrazo enorme y de nuevo gracias por este testimonio, que seguro dará muchas esperanzas.

      Responder
  23. Miriam

    Una cosa que no quería dejarme en el tintero y que es muy importante. Sea por el motivo que sea por el que queráis acabar con vuestra situación, no olvidéis que vuestra salud es lo más importante y que para poder hacerse revisiones ginecológicas completas hay que superar el vaginismo. Lo demás: el sexo, la maternidad, etc… es un regalo extra.

    Miriam

    Responder
    • pilar pons umbria

      Gracias Miriam por subrayar el beneficio más importante para erradicar el vaginismo, la salud!

      Responder
  24. Miriam

    Hola a todas y a Pilar, por supuesto.

    Escribo para dar mi testimonio y aportar esperanza a todas aquellas personas que tengan esta circunstancia en sus vidas.
    Tengo 36 años y he sufrido vaginismo desde siempre, claro que supe lo que era con más de 30 y tras visitar a varios ginecólogos y pasar mucho tiempo pedida y con miedo. Empecé a buscar alguien que pudiera ayudarme, y…encontré a Pilar por internet!!!!. Me compré su libro y le escribí. Me contestó muy pronto y estuvimos hablando unos meses hasta mi primera consulta, ya que era complicado cruzarse España para verla. Lo planifiqué todo y allí me planté, con mucho miedo y muchas dudas, pero muy ilusionada. En cinco sesiones me dio el alta y ahora sigo trabajando en casa para conseguir el objetivo final:hacer el amor con mi marido. He conseguido mucho en estos dos meses de terapia y trabajo en casa: ir al ginecólogo y que me hiciera un tacto vaginal y una ecografía vaginal sin molestia ninguna, ponerme un tampón, incluso una penetración!!
    Con la ayuda de Pilar, de mi marido y gran fuerza de voluntad, voy avanzando día a día y ya sé, que acabar el tratamiento definitivamente, es cuestión de tiempo. Ya sólo me queda una revisión final con Pilar y espero que todo haya acabado y este problema pase a ser historia.

    Si tienes vaginismo y no sabes qué hacer, no lo dudes, contacta con PIlar y ella de ayudará. Sabe cómo abrir tu vagina, pero sobre todo, sabe cómo abrir tu mente, ya que es el primer paso del tratamiento. La primera vez que sentí como el primer dilatador entraba sin molestia ninguna, como la seda….supe que todas las barreras estaban rotas y que todo lo malo pasado era superable. En ese momento supe que podría superarlo, que era cuestión de tiempo.

    Quería resaltar la parte emocional y psicológica del tratamiento físico. Cada día que avanzas te sientes más fuerte, más capaz y lo que antes era un mundo, ahora lo normalizas. No es que no sientas incertidumbre y preocupación cada vez que experimentas algo nuevo (poner un tampón por ejemplo), pero ahora el bloqueo se va y tu voluntad es más fuerte para seguir logrando objetivos. Eso no quiere decir que no haya baches, pero superarlos, es también parte de la terapia.

    Otro aspecto que me gustaría resaltar, es que cada cuerpo es un mundo y cada persona necesita su tiempo. No os preocupéis, no hay reglas con el vaginismo. Constancia es la palabra.

    Responder
    • pilar pons umbria

      Hola Miriam, te agradezco enormemente este testimonio, ya que sé lo importante que es para las mujeres que lo sufren, encontrar palabras de ayuda a su afección. Me han dicho muchas que leeros es como abrir una ventana en una habitación totalmente oscura.
      Espero y deseo que muy pronto veas logrado tu deseo, pero ya sabes: entrena cada día!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Un fuerte abrazo.

      Responder
  25. Aina

    Mi experiencia con el vaginismo fue así: al darme cuenta de que no podia tener ningun tipo de penetración, fui al ginecologo y me dijo que tenía himen rígido, por lo que tenía que operarme. Había leído sobre Pilar Pons y tenía dudas sobre la veracidad del diagnóstico, así que lo hablé con ella por mail y finalmente decidí provar su terapia antes de ir a quirófano. Y menos mal!! Hice dos sesiones, los ejercicios en casa y pude tener relaciones indoloras. A día de hoy tengo una vida sexual sin ningun tipo de molestia, completa, y me alegro que haberme enfrentado a este problema tan desconocido. Así que si estáis dudando no tengáis miedo y poneros en manos de Pilar. Ella ha dedicado muchos años a este problema y sabe muy bien como tratarlo, le estoy eternamente agradecida, un abrazo Pilar 🙂

    Responder
    • Pilar Pons

      Gracias Aina por compartir aquí tu experiencia Sé de sobras lo bien que va leer testimonios con éxito, cuando se tiene vaginismo. El hecho de que tu lo solucionaras tan fácil, fue debido en gran parte a tu entusiasmo y decisión. Gracias por tus palabras llenas de confianza hacia mi y la conclusión sería, decirles a las mujeres que sufren esta afección, que se pongan en manos de una fisioterapeuta especializada allí donde estén. Un abrazo Aina y disfruta de tu nueva etapa.

      Responder
  26. M

    Con 16 años al empezar a intentar ponerme tampones vi que no era capaz, por más que lo intentara e incluso me mirara en un espejito. Por entonces no salía con chicos por lo que no me preocupaba demasiado.
    Con 18 años, estudiando enfermería en una clase de sexología el profesor habló sobre el vaginismo, ahí fue donde puse nombre a mi “problema”. El profesor comentó que era más común de lo habitual y que seguro que una o dos de las chicas de clase lo teníamos y que si necesitábamos ayuda no dudáramos en hablarlo con él. Mi timidez y vergüenza pudo conmigo y pasé esa oportunidad.
    Con 20 empiezo con mi actual pareja, al principio de la relación sí que fue incómodo pero nos fuimos acostumbrando a disfrutar sin necesidad de penetración. Tras 8 años decido buscar ayuda por internet y leo blogs y artículos sobre Pilar Pons, así que le escribo y solicito una visita con ella.
    Contenta por haber dado el primer paso y como varios testimonios leídos en unas cuantas sesiones estaría solucionado. Ahí va mi diferencia respecto el resto de testimonios, para mi sorpresa, y la de Pilar también, al explorarme no es capaz de colocarme el dilatador más pequeño ni su propio dedo. Tengo un HIMEN FIBROSO, sólo tengo un pequeño orificio, suficiente para que pase la regla, que sólo se puede romper con una pequeña intervención quirúrgica.
    Imaginaros mi desilusión, después de lo que me ha costado buscar ayuda, creyendo que en pocas sesiones lo tendría solucionado, ahora tendría que explicar mi problema a varias personas más. Menos mal que Pilar estuvo apoyándome en todo momento y me recomendó a una ginecóloga estupenda.
    Me operaron, fue rápido, un poco de sedación y el mismo día a casa. 3 semanas después de la intervención pude empezar con Pilar como quise desde el principio. Fue fácil, 4 sesiones con ella y trabajo en casa con dilatadores. Ahora ya hemos conseguido la penetración, puedo ponerme tampones, copa vaginal y he podido realizarme una revisión ginecológica.
    Estoy muy agradecida, y si yo he podido vosotras también!

    Responder
    • pilar pons umbria

      Muchas gracias M por compartir aquí tu historia. Me he emocionado al leer tu resumen y he recordado aquella primera visita que fue tan desoladora para ti. Frustrante porque no era lo que esperabas. Recuerdo que me dijiste «yo quería hacer sesiones contigo como todas las chicas que dejan su testimonio en la web y en el libro. No quiero operarme» Pero en tu caso, era necesario.Y seguimos todos los pasos con gran rapidez y así hoy has podido contar tu historia con estos finales llenos de normalidad y libertad. Gracias de mi parte y de todas las mujeres que están ahora mismo buscando soluciones. A menudo se culpa al himen del vaginismo, sin razón. En tu caso era el causante.Lo positivo es buscar ayuda siempre.
      Disfruta de tu nueva vida! Un abrazo inmenso!!!!

      Responder
  27. Virginia

    ¡Hola a todas! Mi nombre es Virginia, tengo 30 años y he sufrido de vaginismo durante más de 10, los mismos que llevo con mi novio. Al principio acudí a varios ginecólogos, que se limitaron a decirme que era cuestión de práctica… Navegaba por internet, encontraba diversos testimonios de mujeres con el mismo problema, pero nunca encontré ninguna solución clara. Compré un consolador de tamaño medio-pequeño, pero me dolía tanto como la penetración con mi novio. Más tarde, empecé con dilatadores, y a pesar de que noté cierta mejora, no era la suficiente. El problema persistió durante muchos años, y aunque mi novio nunca me presionó, evidentemente es algo que afectó mucho a la relación… Hemos pasado varias crisis y hemos estado a punto de romper varias veces porque además, el vaginismo y el estrés del día a día hicieron que cada vez tuviera menos deseo sexual, lo que agravaba aún más la situación.
    A finales del verano del año pasado encontré en un blog a varias mujeres que hablaban de Pilar y del tratamiento que ofrecía en su consulta, así que le escribí un email. Me contestó enseguida y pedí cita para mi primera sesión con ella.
    Hoy os puedo decir que hace 2 días mi novio