Testimonios

de mis

pacientes

 

Esta página es un espacio que acoge los testimonios de todas aquellas mujeres que han superado el vaginismo o que lo están padeciendo.  

Este es el lugar donde muchas mujeres dejan de sentirse solas y deciden pedir ayuda para cumplir su objetivo: superar el vaginismo. Gracias a todas por compartir vuestra experiencia, que seguro que ayudará a otras mujeres a conseguirlo.

 

122 Comentarios

  1. pilar pons

    Hola Agustina, siento que estés pasando por todo esto. De todos modos, te animo a hacer tratamiento, ya que es totalmente efectivo, pero sobre todo aleja de ti esos pensamientos de que no vas a poder. Sé valiente y confía en los testimonios de las otras mujeres y en la experiencia de las terapeutas. Un abrazo cargado de energía.

    Responder
  2. Alba

    Tengo 19 años y hace dos años me di cuenta de la dificultad de insertar los dedos por el orificio vaginal. Con el tiempo al ver que seguía igual y encontrando en internet escasa información acerca del vaginismo, decidi contarselo al ginecólogo.

    Hoy he ido para que comprobaran que lo que me pasa no es algo físico. He tenido que ir bajo los efectos de un ansiolítico, porque en la consulta pasada no pudo introducirme ni el dedo para comprobar si era por un himen rigido.
    Esta vez lo ha conseguido a pesar de la inmensa molestia que he sentido. Aunque la ginecóloga me repetía que eso no era dolor.

    Ha acabado siendo algo mental y lo que me han recomendado han sido dilatadores vaginales y lubricante. Han destacado la importancia de mirarse con el espejo e intentar introducirse el dedo. Conocer la anatomía vaginal creo que también es importante.

    En ningún momento me han dicho el termino «vaginismo», pero creo que todo indica a que es lo que tengo. Por eso dejo aqui mi resumida experiencia, para ver que es más común de lo que nos hacen ver.

    Yo lo he visto reflejado en series como «Sex Education» o en «Unorthodox», que lo nombran.

    Muchas gracias, suerte y animo <3

    Responder
    • pilar pons

      Gracias Alba por contar por aquí tu experiencia. Lo vas a solucionar con constancia y trabajo. Un abrazo

      Responder
  3. Luisa

    Hola, estoy teniendo desde hace algún tiempo problemas al tener relaciones , creo que desde hace 2 años , pero aguantaba el dolor hasta que el ardor se me ha hecho insoportable, y cada vez ponía excusas con mi pareja para no tener relaciones , he estado leyendo que puede ser dispaurenia, vaginitis… el caso es que no lubrico y cuando comienza la penetracion es insoportable. He visto que ayudas a muchas mujeres , podría tener alguna sesión o cita para poder comenzar a solucionar esto ? El ginecólogo me ha recetado unos ovulos y comenzaré a ponérmelos a ver qué tal… también me dijeron que podía tener la zona contracturada y que tendría que recibir fisioterapia… no sé qué hacer, tengo 35 años y nunca había tenido problemas hasta hace 2 años. Gracias de antemano

    Responder
    • pilar pons

      Hola Luisa, por lo que cuentas, tienes un vaginismo secundario y se puede tratar perfectamente con fisioterapia en muy pocas sesiones. Ánimos.

      Responder
  4. Evelyn

    Hola, soy de Uruguay y tengo 20 años. Aún no he superado el vaginismo pero hace unas semanas empecé a usar dilatadores y estoy en el cuarto dilatador de ocho. Espero poder lograr usar tampones con el tiempo y mantener relaciones sexuales con mi pareja que hace dos años me ha estado apoyando mientras trato de descubrirme a mi misma.
    Muchas gracias a todas las chicas que comentaron aquí, estoy feliz de encontrar un lugar en el que encajo.

    Responder
    • Agustina

      Hola, también soy de Uruguay. Hace 6 meses me casé con quien hoy es mi esposo, nunca antes había tenido relaciones sexuales, al casarnos claramente intentamos mantener la primer relación sexual y no pude. Simplemente no podía, me dolía, y lo alejaba de mi. Someramente estoy muy pero muy frustrada, triste y desanimada porque siento que nada de lo que hagan puede hacer que yo logre la penetración, solo espero que pueda, siento que no voy a poder ni con el primer dilatador, me gustaría saber si al final pudiste, gracias.

      Responder
      • pilar pons

        Hola Agustina, siento que estés pasando por todo esto. De todos modos, te animo a hacer tratamiento, ya que es totalmente efectivo, pero sobre todo aleja de ti esos pensamientos de que no vas a poder. Sé valiente y confía en los testimonios de las otras mujeres y en la experiencia de las terapeutas. Un abrazo cargado de energía.

        Responder
    • pilar pons

      Muchas gracias Evelyn por animar a las mujeres con tu experiencia. Si te puedo ayudar, lo haré encantada. Un abrazo

      Responder
  5. Fiamma Muscio

    Pilar buenas noches. Mi nombre es Fiamma, soy de Buenos Aires, Argentina. Tengo 28 y vaginismo primario. Indagando me encontré con vos y quisiera saber si es posible un tratamiento a distancia. Gracias!

    Responder
    • pilar pons

      Hola Fiamma, si todavía no has resuelto tu problema, escríbeme a pilar@pilarpons.com y hablamos. Saludos

      Responder
  6. ali

    Hola, tengo 24 años y llevo 2 años de casada, mi esposo y yo creímos que solo fue porque nunca lo habíamos hecho, me decía creo que es normal sentir dolor al principio o solo es tu miedo, incluso llego a decir no sé si lo estoy haciendo bien; ya 2 años y sigo sin poder y realmente si creí me levantaré un día y ya simplemente podré y hasta ahora nada. en cierto modo no tenía problema, hasta que estuve teniendo manchados por un mes y fui a una cita ginecológica y le comenté a la ginecóloga no solo el problema con el sangrado si no mi imposibilidad de tener relaciones. Me dijo ponte la bata y me acosté donde dijo y fue incomodo porque estaba sangrando en ese momento y ella trato de meter algo para examinarme, la verdad es que ella dijo que no me logro meter nada y ya me queje(aunque yo sentí que si) y lo intento nuevamente y sentí que me ardía tantito y solo dije »aaay» y no prosiguió me dijo ponte la ropa no puedo y se volvió al asiento. La verdad tenía tantas ganas de llorar de lo avergozada y estupida que me sentí y me dijo: »si existe el término »vaginismo» pero lo que tú tienes es mental y yo digo que no existe poder humano que te pueda ayudar, no lo hago por ser grosera pero con una paciente que no coopera yo no puedo.» y al salir le dije a mi esposo y me dijo que me hubiera dejado, que si tiene que pagar un psicólogo también y sentí horrible porque verdaderamente nadie entiende lo horrible que me siento, ya no sé que mas hacer.

    Responder
    • Sin comentarios

      Hola, no diré mi nombre por temas de seguridad. Entiendo lo que sientes porque también tengo vaginismo, nadie excepto nosotras mismas sabemos lo difícil que es, puede que tengas citas con psicólogos y ginecólogos pero la verdad te dirán lo mismo una y otra vez. Es difícil porque te sientes decepcionada, sientes que aunque lo desees desde el fondo de tu corazón es tu cuerpo quien no copera, no eres tu. No te enojes ni llores de todas formas no soluciona nada. Esperemos que con la practica podamos hacerlo en algún momento.

      Responder
      • pilar pons

        Hola, ten por seguro que se consigue en poco tiempo si le dedicas trabajo y confianza. Un abrazo

        Responder
    • pilar pons

      Hola Ali, siento mucho lo que me cuentas sobre la falta de tacto y de empatía de este profesional de la salud. Si necesitas ayuda, escríbeme a pilar@pilarpons.com y hablaremos. Un abrazo

      Responder
  7. Anyela

    Hola buenas tardes, tengo 52 años y desde hace dos años no he podido tener intimidad, tenía una pareja y se separó por no poder satisfacerlo ya que me dolía demasiado la penetracion, hoy en día hay una persona que llegó a mi vida , el sabe mi problema y aunque hemos tenido relaciones sexuales sin penetracion, tengo temor a que se canse de la situación y también se separe, necesito ayuda por mi primero que nada .

    Responder
    • Inma

      Estoy en tu misma situación, además de tener cita con el ginecólogo y anularla por miedo. Eso que tengo miomas parcialmente calificados y estoy en la premenopausia con periodos menstruales larguísimos y mucho dolor.

      Responder
      • Andreina

        Tengo 34 años, desde los 18 años he tenido problemas al colocarme un tampón, pense que todo era mental, intente tener varias veces relaciones sexuales y nunca pude, sentía dolor mis ex parejas terminaban dejandome, pensaba que tenía un problema serio, no sabía que existía el vaginismo, sentía tanta verguenza de mi y de mi cuerpo hasta que mi actual pareja me animo a ir al ginecologo, la ginecologa fue amable conmigo y me explicó que era lo que me pasaba y que era más normal de lo que creía, estoy usando los dilatadores, ahora voy por el tercero y aún siento dolor y también mucha ansiedad, gracias por compartir las experiencias, me ha hecho sentir que no estoy sola en esto.

        Responder
    • Maria

      Me pasa exactamente lo mismo

      Responder
    • Laura

      Ami me pasa lo mismo yo aun no he visitado un ginecólogo ni e usado tampax ni nada🥺🥺🥺

      Responder
    • pilar pons

      Hola Anyela, puedes solucionarlo de manera rápida y efectiva. Si me escribes a pilar@pilarpons.com, te envío información. Saludos

      Responder
    • Valentina

      Llevo muchos años (más de 6) con un diagnóstico de vaginismo primario y dispareunia. Este año por fin me atreví a seguir un tratamiento, llevo 6 semanas en sesiones con Kinesióloga de piso pélvico y ayer logré insertar el segundo dilatador de un kit. Estoy demasiado feliz, aunque es un pequeño avance me siento realizada y con mucha más seguridad. Les escribo esto para alentarlas, si que se puede, con la ayuda de profesionales y mucho compromiso de nuestra parte. SE PUEDE LOGRAR!

      Responder
  8. Victoria

    Holaa buenas , queria saber los 7 sesiones intensivos en cuanto tiempo puede sr ?
    Tengo una hija de 29 años que quiere ir

    Responder
    • Nagore

      Buenas noches, tengo vaginismo, llego con ni chico un año y ya estoy desesperada, tengo cita con una fisioterapeuta de suelo pélvico , espero que pueda ayudarme.

      Responder
  9. Beatriz

    La semana pasada recibí el alta en cuanto al vaginismo, gracias a Pilar.

    Tengo 30 años, y hasta ahora no he tenido relaciones sexuales (por decisión propia), pero hasta ahora ni conocía mi cuerpo ni había sido capaz de introducirme un tampón.

    Las veces que había intentando ponerme un tampón, me habían dolido mucho. Pensaba que no lo hacía bien o no estaba acostumbrada, y dejé de intentarlo.

    Las revisiones con la ginecóloga eran un suplicio, pues me molestaban bastante y había veces que no conseguían revisarme bien.

    En una de las revisiones la ginecóloga me habló de vaginismo y de Pilar, y no dude en ponerle solución.

    Por primera vez descubrí parte de mi cuerpo que no sabia hasta ahora como era.
    Y con los ejercicios en casa y las revisiones con Pilar conseguí acabar el tratamiento.

    Ha habido días de todo, el primer dilatador me costó semanas en entrar sin molestias, y poco a poco consegui llegar hasta el ultimo.

    Gracias a Pilar voy a poder ir a las revisiones ginecológicas más tranquila, (un poco de miedo todavía me da, pues todos los recuerdos que tengo son con dolor), voy a poder ponerme un tampón para poder ir a la playa en verano, y cuando llegue el momento, poder tener relaciones sexuales.

    Una de las cosas más importantes para mi de todo el proceso, además de las nombradas anteriormente y poder haber solucionado el problema del vaginismo ha sido poder conocer mi cuerpo y perder el miedo.

    Ánimo a muchas personas a realizar tratamiento con Pilar, con o sin vaginismo, para poder conocerse a una misma.
    Me hubiera gustado que de niña y adolescente me hubieran explicado todo sin problemas y enseñado mi cuerpo, como hizo Pilar conmigo.

    Recuerdo que en la primera sesión me dijo: introdúcete este dilatador.
    Y le conteste: no se ni donde esta el agujero.

    La primera vez que me introduje un dedo en la consulta de Pilar para realizarme el masaje, me tranquilizó mucho su frase: “ es solo un túnel”.
    Y cuando hacia los masajes en casa y me daban angustia me repetía “ es solo un túnel, es solo un túnel”.

    A día de hoy, después de 7 sesiones y ejercicios en casa, me hago masajes sin problema, puedo introducirme todos los dilatadores, uso el vibrador, y sobretodo he perdido el miedo a una parte de mi cuerpo.

    Gracias por todo Pilar, hemos conseguido lo más difícil, ahora seguiré tus consejos para mantenerme sana el camino que me quede.

    Responder
    • pilar pons

      Muchísimas gracias Beatriz por compartir tu experiencia y por tus palabras de agradecimiento. Espero que disfrutes mucho de esta nueva etapa. Un abrazo

      Responder
  10. Ari

    Buenos días!!!

    Tengo 21 años, y he superado mi vaginismo primario en solo 7 sesiones. Nunca me había introducido nada en la vagina, ni un tampón. Estuve 6 años con mi anterior pareja, y no tener relaciones se convirtió en algo habitual y normal, sin importancia. Aún así, fui a diferentes ginecólogas para explicar lo que me pasaba, y no le daban importancia. Me decían que tenía que solucionarlo yo sola, poco a poco.
    Más adelante, apareció en mi vida mi actual pareja y me habló del vaginismo, que yo no sabía que existía.
    Encontré a Pilar en un vídeo en Instagram, y me puse en contacto con ella. Empecé a ir unas dos veces al mes, y poco a poco fueron entrando los cuatro dilatadores, hasta día de hoy, que ya he podido meterme tampones y mantener relaciones sexuales con penetración.
    Sinceramente lo veía muy negro, pensaba que tardaría mucho más en solucionarlo, y eso si lo conseguía.

    Todavía me queda mucho camino. Tengo que aprender a disfrutar del sexo y evitar el dolor, y me queda mucho por experimentar. Pero estoy muy orgullosa de mí misma, y muy feliz por haberme atrevido a dar el paso y haberlo conseguido.
    Sé que yo sola no lo habría logrado nunca. Todas necesitamos un empujón. Y no hay que dejar que el tiempo pase, hay que actuar ya.
    No estáis solas.

    Responder
    • pilar pons

      Gracias Ari, has trabajado duro, has entrenado a diario y lo has conseguido. ¡Felicidades! y muchas gracias de nuevo por compartir tu experiencia, para que otras chicas vean las soluciones más cercanas. Un abrazo

      Responder
      • Laura

        Hola quisiera contactar con usted sufro vaginismo

        Responder
    • Evelyn

      Hola, soy de Uruguay y tengo 20 años. Aún no he superado el vaginismo pero hace unas semanas empecé a usar dilatadores y estoy en el cuarto dilatador de ocho. Espero poder lograr usar tampones con el tiempo y mantener relaciones sexuales con mi pareja que hace dos años me ha estado apoyando mientras trato de descubrirme a mi misma.
      Muchas gracias a todas las chicas que comentaron aquí, estoy feliz de encontrar un lugar en el que encajo.

      Responder
  11. Johana

    Hola Pilar mi nombre es Johana tengo 29 años, soy de Buenos Aires Argentina, tengo vaginismo desde que tengo memoria, lo descubrí hace unos años buscando información en internet, no entendía que me pasaba hasta que leí acerca de esta disfunción, tarde mucho tiempo en decidirme tratarlo. Estoy casada hace 6 años y juntos con mi esposo unos 12 años. Todos los años a fin de año, como todo el mundo, hacía un análisis de lo logrado y lo que no, y por supuesto siempre era mi más importante y frustrante pendiente. No hay día en que no piense en esto que me sucede. Al pasar del tiempo mis deseos de ser madre crecieron y creo que esto fue el primer motivo para animarme a buscar ayuda. No sabia por donde empezar y primero me comuniqué con un centro médico de sexología. Luego de unos días me respondieron que la persona que trataba esta disfunción se había ido de la ciudad. Otra vez no sabia donde encontrar ayuda, hasta que viendo unos videos en internet encontré una página donde subían los contactos de todos los fisioterapeutas de distintas partes del mundo y ahí encontré en la ciudad de Buenos Aires a la fisio que me está tratando. Mis sesiones lamentablemente no son semanales ya que ella puede atenderme cada 15 días. La primera sesión no podía creer que me había podido ingresar un dilatador (aunque muy finito, pero para mí era un montón) con mucha molestia pero lo logré.
    Salí súper emocionada y con mucha esperanza. De este momento pasaron nada más que tres semanas. Mi siguiente logro fue ponerme un tampon! Fue pura emoción no podía creérmelo!! Entró directo y sin dolor, aunque si confieso que me costo un poco sacarlo. Pero no fue doloroso.
    En mi segunda sesión me pudo colocar el siguiente dilatador y me presento un vibrador. Sentí mucha molestia y ardor. Cuando lo colocó en la puerta de entrada y lo prendió no lo soporte! Me lo retiró y seguimos el masaje con el dilatador.
    Vengo haciendo los ejercicios todos los días con la ayuda de mi esposo, pero en casa me resulta un poco más difícil y frustrante. Lloro mucho cuando siento molestias pero no es por lo que me provoca ese “dolor” en si, sino por saber qué todavía me duele. Todos los días espero no sentirlo pero esa sensibilidad no desaparece. Hay días que me duele más y otros menos, Días en los que no quiero seguir por temor y me tiro abajo. Me gustaría tanto tenerte cerca y que me trates vos porque siento que harías que todo avance mejor! Leo todos tus blogs te sigo en tus redes y estoy muy atenta a todo lo que publicas. Me ayudan muchísimo los testimonios. Me dan ganas de seguir. El temor a no lograrlo es una voz que debo silenciar todos los días. Tengo muchas ganas de lograrlo y al fin ser una mujer normal! De poder disfrutar de mi esposo, de tener mi familia y poder hacerme los chequeos que toda mujer debe realizarse. Se que Dios me va a ayudar! Gracias por dedicarte a este inconviente silencioso que muchas mujeres padecemos!
    Si puedes darme algún consejo para desensibilizar la zona de una manera más rápida te lo agradecería mucho. Saludos a la distancia 😘.

    Responder
    • Melisa

      Me pasa lo mismo que vos!!!! Soy de Buenos Aires… estoy desesperada por ayuda… decime donde te tratas 🙏🏻

      Responder
      • Adriana

        Hola! Si sabes de alguien en Buenos Aires lo compartis x acá XFA?
        Gracias!

        Responder
    • pilar pons

      Hola Johana, siento que estés pasando por todo esto, aunque has tenido la suerte de encontrar ayuda, ya que tanto tu fisio como tu esposo te acompañan en el tratamiento.
      Si me escribes a pilar@pilarpons.com, te puedo sugerir algunas cosas para mejorar y avanzar. Por ejemplo , voy a hacer ahora un taller online grupal en abril y a lo mejor te puede interesar. Escríbeme y vemos las mejores opciones para ti. Un abrazo

      Responder
  12. María jose

    Necesito ayuda pilar

    Responder
  13. Por ti Pilar

    El 13/08/2020 recibí el alta por superar un vaginismo que llevaba conmigo literalmente toda la vida.
    Tengo 29 años, he dado bandazos toda mi vida de un profesional a otro sin poder solucionar dicho problema, pasando por psicólogos, psiquiatras, realizando hipnosis, reiki, todas las alternativas que pensaba que me podían solucionar el problema pues ahí estaba yo. Hasta que llegó un día en el que me frustre tanto por ver qué no conseguía mi objetivo que volví a buscar otro profesional, y ahí estaba pilar.
    Al leer su web admito que me asusté puesto que no entendía muy bien en qué consistía la fisioterapia pélvica pero sí que intuí que era algo que había que “tocar”, y evidentemente en mi primera sesión así fue. Jamás nadie me había introducido nada, y de golpe y porrazo Pilar rompió esa barrera. Admito que lo pase mal, realmente mal, pero no por ella ni porque me hiciera daño ni nada de eso, si no por la angustia que sentía y el agobio de pensar que “algo” externo a mi estaba dentro de mi (solo introduzco el dedo, nada más) y recuerdo exactamente las palabras que me dijo en ese momento en el que yo lloraba desesperada para que lo sacara y textualmente me dijo, no lo voy a sacar. Te has de acostumbrar a esta sensación.
    En ese momento a pesar de mi llanto descontrolado, me cambió el chip.
    Fue un momento en el que me dije a mi misma, ostras, si no es para tanto, lo he estado exagerando cuando sabía perfectamente que no me hacía daño pero tenía que aprender a controlar ese sentimiento de rechazo que tenía al pensar que podía haber algo dentro de mi.
    Tras esa primera sesión, a pesar de salir echa un cuadro, recuerdo que me monté en el coche y pensé, aquí está la solución y solo yo podía hacer que fuera más fácil o que todas las sesiones que realizara con ella fueran como la primera.
    Nada de eso, empecé a trabajar en casa con los dilatadores, motivándome cada vez más por los progresos que ni yo misma me creía. Fui constante, día a día.
    Había días que entraban muy fácil y otros que no tanto pero aún así yo seguía. No importaba si un día me costaba más o menos lo importante era realizarlo y dedicarme un rato del día para mi sola.
    Han pasado dos meses desde esa primera sesión y este fin de semana pasado pude tener mi primera penetración.
    He de decir que el papel de mi marido ha sido muy importante para mi ya que llevo cinco años con él y desde el primer momento me ha apoyado en todo esto hasta que he conseguido superarlo.
    Ahora los dos estamos en xok, no nos lo creemos. Me ha resultado tan fácil poder solucionarlo que me arrepiento tanto de no haberte conocido antes Pilar.. la vida resulta maravillosa cuando coincides en el camino con personas como tú.
    Gracias, gracias y mil gracias.
    Ojalá todas esas mujeres que están pasando por lo mismo en estos momentos te encuentren en su camino.

    Responder
    • pilar pons

      Muchas gracias por compartir tu fabulosa experiencia. No fue fácil ese primer día pero sé que pusiste todo tu empeño y entendiste que el entrenamiento diario, con una actitud positiva, te llevaría a tu objetivo. No solo es el trabajo de los dilatadores, es la desensibilización y la manera de hacerlo. Me alegro un montón de esa felicidad, que tanto te has ganado. Un abrazo fuerte y disfruta de tu nueva etapa.

      Responder
      • Aylin

        Hola pilar necesito tu ayuda. Quiero superar el vaginismo, ya no encuentro como tratar con esto. 😟 me podrías ayudar

        Responder
  14. EP

    Empeze el tratamiento a finales de agosto del año pasado y en pocas sesiones solucione mi vaginismo primario. Mi alegría por haber logrado superarlo duro poco pues a las pocas semanas mi relación de pareja terminó. Tuve poco tiempo para disfrutar de relaciones sexuales ‘completas’ (a penas 3 semanas) y recuerdo explicarte mi miedo a que si pasaba mucho tiempo sin volver a tener relaciones el problema volviera a aparecer. Tu me dijiste convencida que eso no pasaría. Ayer, después de un año de finalizar el tratamiento y sin haber vuelto a tener relaciones, volví a mantener relaciones sexuales y para mi sorpresa todo fue como la seda. 0 dolor, nada de nada, como si nunca hubiera tenido vaginismo. Debo decir que para ser precavida, he estado la semana anterior haciendo los mismos ejercicios que hice en su día contigo. Era la forma de sentirme más segura. Y ha funcionado

    Responder
    • pilar pons

      Gracias por compartir tu experiencia. Es muy reveladora y puede ayudar a muchas chicas, ya que siempre los miedos van machacando y no dejan fluir. Enhorabuena por tu actitud y tu intuición. Disfruta de tus logros. Un abrazo

      Responder
  15. Ana

    Sí se puede y no estás sola.
    Escribo estas líneas para enaltecer el trabajo de Pilar y por si mi testimonio puede ayudar a alguna mujer que todavía tenga dudas. Tengo 25 años y hace unos meses decidí afrontar mi problema, y no puedo estar más orgullosa y feliz por ello.

    Ya había topado antes con la palabra “vaginismo” buscando en Google “por qué no me entra”. Primero fueron los tampones que compré con 15 años y que no pude ponerme (los llevé durante mucho tiempo en el bolso por si mis amigas me pedían uno, para aparentar que yo también los usaba). Años más tarde, fueron los intentos frustrados de mantener relaciones con mi pareja (la sensación era como si intentara atravesar una pared). He pasado por las fases de “bueno, otro día ya se podrá”, “soy cobarde porque no me puedo enfrentar al dolor”, “otro año más y todavía no lo he hecho”, “debo de ser la única virgen en esta sala…”, “si mi novio me deja nunca más voy a poder estar con nadie porque los chicos huirán cuando sepan que no puedo mantener relaciones”… y así cada día, no exagero. Eso sí, todo de puertas adentro, hacia fuera aparentaba seguridad y me reía como si nada cuando surgía el sexo en las conversaciones.

    Pues bien, Pilar hace honor a su nombre y se ha convertido en alguien a quien no voy a olvidar jamás. Dos meses después del alta, pude experimentar la penetración por primera vez, y fue cómodo, fácil y mágico. Puedo ir a la piscina cualquier día porque ya uso tampones de varias medidas con total comodidad. No me importa hacerme una exploración ginecológica, no va a hacerme daño. Hasta me he comprado unas bolas chinas para seguir trabajando mi suelo pélvico.

    Y lo más curioso de todo es que estoy agradecida al vaginismo. Me ha permitido conocer mujeres en la misma situación y apoyarnos mutuamente, algunas ya son amigas. Me ha hecho ser más creativa sexualmente, ya que al descartar la penetración, he aprendido otras formas de disfrutar de las relaciones. Me ha hecho fuerte y más segura.

    Gracias, Pilar, por tu trabajo, profesionalidad y cariño. ¡Un fuerte abrazo y ánimo a todas!

    Responder
    • amarilys

      Quiero contactar a Pilar ! Me urge ! Agradezco una forma de establecer primer contacto. Gracias

      Responder
    • pilar pons

      Gracias Ana por tanta alegría, positivismo, ayuda y sinceridad. Has tocado unos puntos básicos, respecto a haber pasado vaginismo en tu comentario, como por ejemplo, lo que has aprendido en cuanto a creatividad sexual y a compartir con otras mujeres tu experiencia en el tratamiento.
      Yo también te agradezco las cosas buenas que dices sobre mi trabajo y mi persona. Ha sido un placer acompañarte en este viaje. Un abrazo

      Responder
    • Vir

      Wow Ana que hermosa experiencia. Nos das fuerza a quienes estamos en este camino. Te agradezco con el alma. Yo me estoy tratando con Gabriela una kinesiologa de suelo pélvico genial que es de rosario, Santa Fe, argentina. Gracias! Me das fuerza porque te juro que a veces siento ser la única… y pensar que tengo que ir y que a veces lloro por dolor, incomodidad y pensar que una terapeuta tiene que meterme mano me da vergüenza y hasta a veces me siento incómoda porque debería ser algo tan natural…

      Responder
  16. Susana

    Tengo 41 años y sufrí vaginismo hasta los 35, gran parte por miedo, desconocimiento e ignorancia.
    Pero Pilar me salvó y gracias a ella, mi vida es la que es. GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS!!!

    Hasta día de hoy, toda mi carrera profesional ha sido en el mundo de la moda.
    Como directora de compras lidero un equipo de más de 20 personas, acostumbrada a desarrollar e implementar estrategias, trabajar bajo presión y en un entorno cambiante, gestionando y desarrollando equipos multiculturales…
    En mi entorno laboral, siempre creo que he mostrado una imagen segura y tranquila, nadie imaginaba mi secreto.

    Fuera de ese círculo, en mis momentos de intimidad, me sentía insegura y menos mujer que las demás.
    Conozco la frustración, la carga que supone el vaginismo, el sentirte incompleta, el creer que no le das a tu pareja lo que otra mujer le daría, el sentirte diferente, el dolor, el no poder hablar con libertad, el asentir sin más cuando tus amigas hablan de sexo… conozco todo eso.
    Pero también conozco la más inmensa alegría, cuando el tratamiento da resultado y el vaginismo se supera.

    Después de casi 6, por fin me siento libre, tranquila, descansada, segura y con fuerza.
    Me ha costado, me ha costado muchísimo… pero ha llegado el momento de dar gracias al vaginismo por haber contribuido a ser como soy, a ayudarme a ser más fuerte, a pensar que nada es imposible y que con constancia y dedicación, no hay barreras para mi.

    Pero me gustaría compartir algo con vosotras, lo importante que ha sido la comunicación en mi total recuperación a nivel emocional.
    El hablar de ello, difundir, compartir, aceptar lo que he vivido y acompañar a otras mujeres hacia el éxito como madrina. Gracias Pilar por esto último.

    En parte superé el vaginismo gracias a contárselo a una de mis mejores amigas. Me costó mucho explicárselo, pero posteriormente ella fue la que descubrió la contra de La Vanguardia donde aparecía Pilar. Siempre se lo agradeceré.

    Hace unos meses, se lo conté a otra amiga y ella compartió conmigo que también lo había sufrido en el pasado, pero ni siquiera sabía que existía el término vaginismo. Ahora tenemos algo en común que nos une aún más.

    Hace una semana, en una charla con conocidas, también lo expliqué. El impacto fue tremendo y todas ellas se emocionaron. A partir de ahí hemos creado un vínculo especial.

    Con esto que quiero decir?
    Compartir une, favorece la divulgación, damos visibilidad, disminuimos el desconocimiento, ayuda a que otras mujeres sean conscientes de que hay solución y te hace sentir bien, estás aceptando quien eres.

    No es un proceso fácil, de hecho, nunca pensé que estaría diciendo estas palabras, me ha llevado más de 5 años y en ello sigo.
    El próximo paso es contárselo a mis padres.

    Pero os animo a que entre todas demos visibilidad a este problema que tiene solución, de la manera que cada una se sienta más cómoda.
    Sumémonos a las series y películas que actualmente lo están mencionando y al podcast de Pilar!

    Quizás en el futuro incluso me animaré a firmar con mi apellido otro artículo en Pilarpons.com 🙂

    Hasta entonces,
    Un fuerte abrazo
    Susana

    Responder
  17. R

    Hola.
    Quiero deciros que sí se puede. Si estáis leyendo estas líneas, posiblemente sea porque estáis pasando por lo mismo que pasé yo y, por eso, también sé que estaréis pensando que formáis parte de ese pequeño tanto por cierto que no lo va a solucionar nunca. Pero os equivocáis. Y os lo dice alguien que superó su vaginismo con 40 años. Aunque tuve una pareja estable durante más de 15 años, jamás fui capaz de tener una relación sexual completa, ni se me pasó por la cabeza utilizar tampones ni ir al ginecólogo. Todo eso era algo impensable para mí. Así, vas dejando pasar el tiempo esperando que el problema se solucione solo pero cuando llegas a cierta edad, el deseo de ser madre vuelve tu problema más frustrante si cabe. Empiezas a buscar solución pero es difícil. No sabes a quién acudir. Un psicólogo? Un sexólogo? Un ginecólogo? Yo visité a un psicólogo pero no me sirvió de ayuda, más allá de desahogarme y de soltar todo lo que llevaba dentro, no solucioné el problema. Compré los dilatadores por internet pero no conseguí nada, estaba claro que necesitaba ayuda pero no sabía a quién acudir.
    Después de separarme, reuní el valor suficiente para explicárselo a mi madre que no sabía nada y que, como siempre, me apoyó en todo el proceso. Tengo que decir, que en mi caso fue muy importante que estuviera a mi lado. Mi separación me provocó una tristeza muy profunda que el vaginismo acentuaba todavía más. Entonces, como por arte de magia, el libro de Pilar cayó en mis manos. En él se explicaban casos reales con los que me sentí muy identificada y el proceso a seguir para superar el vaginismo. Creo que ésto último es importantísimo para saber a qué te enfrentarás cuando vayas a la consulta. Yo estaba aterrada. Hablé con ella por correo electrónico y me planté en su consulta. Fueron muuuuuchas sesiones ya que como ella me dijo después, el mío era un caso severo, pero lo superé poniéndole muchas ganas y después de mucha terapia práctica con ella y haciendo los deberes en casa.
    Y aquí estoy, ahora me siento una mujer de verdad, capaz de hacer lo que hacen las otras mujeres y no sintiéndome un “bicho raro”. Pilar ha sido mi salvadora y no puedo expresar con palabras todo el agradecimiento que siento, me quedaría corta. Ojalá hubiera más personas como Pilar ayudándonos y explicando al mundo que el vaginismo existe y que se puede superar.
    Pilar te estaré agradecida eternamente! Estoy embarazada y mi sueño de ser madre por fin se va a hacer realidad.

    Responder
    • pilar pons

      Hola R. En primer lugar !ENHORABUENA!!!!!! Qué ilusión me ha hecho saber que estás embarazada. Recuerdo todo tu tratamiento, que casi diría yo, estaba enfocado a la maternidad. También recuerdo a tu madre, acompañándote siempre, tan alegre, tan positiva. Trabajamos duro las tres ¿verdad? y aquí está el resultado. Tu objetivo estaba muy claro, tu decisión totalmente enfocada a conseguir resultados y tu empeño , finalmente, te llevó a lo que querías.
      Te deso un embarazo genial y que disfrutes muchísimo de esta nueva etapa. Muchas gracias por haber dejado aquí tu testimonio, animando a tantas mujeres a buscar soluciones. Un abrazo enorme.

      Responder
    • Alba

      Hola , tengo él mismo problema que todas vosotras él vaginismo,me gustaria también poder superar este duro problema con ayuda de pilar , como se puede contactar con ella ?
      Muchísimas gracias !

      Responder
      • pilar pons

        Hola Alba, encantada de conocerte y gracias por tu confianza. Puedes escfribirme a pilar@pilarpons.com. Un abrazo

        Responder
  18. Montserrat Sellés Caubó

    Siempre había tenido una vida sexual plena, hasta que llegó la Menopausia…A partir de entonces empecé a tener coitos dolorosos. Cada vez que mi pareja me penetraba lo vivenciaba como un hierro ardiente que me llegaba a las entrañas y el dolor era insoportable hasta que dejamos de tener relaciones con penetración.
    Lo consulté con diferentes profesionales de ginecóloga y sus respuestas eran: «el sexo en la madurez requiere de otros previos», «quizás pasas por un mal momento personal y esto afecta a tus relaciones sexuales, deberías consultarlo con un psicólogo/a», «prueba esta crema y mejoraras»…

    Nadie me ofrecía soluciones reales, a nivel psicológico estaba equilibrada, mi deseo sexual era el mismo que antes de la menopausia y lubricaba de forma natural. Tenia claro que era un problema puramente físico pero no fui capaz de encontrar a nadie que pudiera diagnosticar lo que me estaba pasando.

    Inquieta, angustiada y sumamente preocupada por el tema empecé a buscar información en las redes. Descubrí la palabra Vaginísmo y los síntomas eran muy parecidos a los míos. Fue entonces cuando decidí contactar con una fisioterapeuta del suelo pélvico.

    Pilar Pons en la primera visita me explicó de forma muy didáctica que le pasaba a mi vagina. Ella me dijo «tienes vaginismo secundario», me explicó que suponía y como se podia solucionar a partir de tres pautas básicas:
    1. Hidratar la zona.
    2. Flexibilizarla mediante ejercicios del suelo pélvico
    3. Dilatarla progresivamente con dilatadores de diferentes tamaños.

    Por fin una profesional sanitaria me había dado la solución que tanto necesitaba. Me tome muy en serio sus prescripciones y fui constante y responsable con sus pautas

    Después de haber realizado tres sesiones con Pilar, un día (sin haberlo planeado previamente) mi pareja me penetró y el dolor había desaparecido. Hice cuatro sesiones más para que mi vagina volviera a la normalidad. En dos meses y medio había solucionado mi problema.
    Que ingrato me resulta pensar que el personal sanitario en general, desconoce o no quieren dar solución a esta anomalía que sufrimos algunas mujeres.

    Es por ello que nos toca a nosotras hablar de vaginísmo, normalizarlo dándolo a conocer para ayudar a mujeres que están en esta situación y se sienten incomprendidas y desesperadas.

    Ánimo, si se puede.

    Montse 21-02-2020

    Responder
    • pilar pons

      Montse, muchas gracias por dejar este estimonio tan explícito y lleno de alegría. Fuiste una paciente super constante, así que el mérito es tuyo, yo solo te acompañé en el viaje, con el único mérito que yo ya sabía donde iba. Gracias también por animar a las mujeres que tienen este problema, a buscar solución y a ser disciplinadas para conseguir su objetivo. Tus palabras están ya haciendo un gran bien a todas aquellas que buscan caminos. Un fuerte abrazo.

      Responder
  19. Laura

    La Pilar és el nostre àngel. Gràcies a ella he superat el vaginisme!
    Tinc 29 anys i he passat per diferents etapes en què he intentat solucionar el que tenia, sense saber ben bé el que era…
    Vaig visitar-mr amb una ginecòloga que em va dir que m’havia d’operar.. estava tant nerviosa i en xoc que ben bé no sé de què. Una setmana abans de de l’operació un àngel anomenat Rosa em va dir q no m’operés, que hi havia uns exercixis que podia fer per solucionar-ho, li vaig fer cas i no em vaig operar. Però amb els exercicis no en vaig fer prou i buscant buscant.. vaig trobar un altre àngel, la Pilar.
    Vaig comprar el seu llibre i el vaig llegir el mateix dia, fins les tantes de la nit, li vaig escriure i l’endemà, un matí de dissabte, per sorpresa meva ja m’havia respost, em va donar tanta seguretat i confiança!!! I lo més important, deia que em podia ajudar i que ho solucionariem!!! . El dilluns següent trucava per demanar hora i ,l’endemà , dimarts començava amb el tractament.
    He tingut dies bons, dies dolents, dies que semblava que reculava, dies que avançava molt, dies d’alegria, dies de frustració, però sempre tenia la Pilar fent-me costat i donant-me ànims. Es preocupa molt per nosaltres.
    Visc a prop de Girona i al principi del tractament hi anava un cop per setmana, acabava esgotada entre la feina, el trajecte de cotxe, la sessió, tornar a casa, els deures diaris… però ha valgut molt la pena.
    La Pilar és una persona meravellosa, no sé què hauria fet si no l’hagués trobat!!!
    En poc temps ha esdevingut una persona molt important a la meva (nostra) vida.
    Des de fa unes setmanes que la Pilar em posa en contacte amb altres pacients per poder-les ajudar i donar-lis ànims i consells. És molt útil perquè veus que no ets la única que li passa, ajuda moltissim, a mi em va ajudar en el seu moment, i ara vull ajudar altres noies.
    Us animo a totes les que esteu passant per una situació així, que no dubteu en posar-vos en contacte amb la Pilar, amb ella tot és possible!!!
    Un petó ben fort, t’estimem.
    Laura (i Dani)

    Responder
  20. Maria

    Amb llàgrimes als ulls i amb un estat inexplicable, no trobe la manera de donar-te les gràcies per aconseguir el meu desig, per posar fi al meu problema, a la meua amargura… Res és suficient per a tan gran esdeveniment i és impossible explicar el que sent en aquest moment… He tornat a nàixer, has aconseguit que torne a somriure de veres, que hem senga una dona i no, un extraterrestre, una persona rara i diferent a les altres. Has aconseguit que el que per a mí era impossible fa dos mesos, hui siga un somni real… únic…
    La clau que hem vares regalar, la nostra clau, la portaré sempre amb mi, eixa clau anirà sempre al meu costat, eixa clau té un nom, es diu Pilar, xq sense Tú, mai haguera pogut obrir la porta de la vida. Mai no podré agraïr res amb tanta sinceritat i alegria. M’has canviat la vida, m’has regalat el que més necessitava. Gràcies per confiar amb mi, per guiar-me sempre pel bon camí, xo sobretot, Gràcies per fer-ho tan fàcil! Des de que et vaig veure aquell dia de desesperació buscant per internet, vaig saver que Tu seríes el meu camí… I qui anava a dir- me que seria tan fäcil!! Vaig recórrer més de 400 km en dues ocasions, però ha valgut moooolt la pena!
    Gràcies, Gràcies i 1000 Gràcies!!!
    Anit vaig posat punt i final a un problema que m’ha acompanyat durant 20 anys, a un problema que crec que va nàixer amb mi.
    M’ha costat molt, Pilar!!!!! Però per fi, hem guanyat aquesta batalla!
    No pots imaginar el que signifiques per a nosaltres. Eres el motiu de la nostra Felicitat! Ara a pel nostre següent somni…
    Anime a totes les xiques que tinguen qualsevol problema sexual! Acudiu a Pilar, xq en ella, tot és posible. El meu problema ha durat 20 anys i s’ha resolt en 3 mesos. Si jo jo he aconseguit, qualsevol xica és capaç, amb l’ajuda de Pilar… És increïble!!!!!

    Un Fort bes dels dos!
    T’estimem

    Responder
    • Laura

      La Pilar és el nostre àngel. Gràcies a ella he superat el vaginisme!
      Tinc 29 anys i he passat per diferents etapes en què he intentat solucionar el que tenia, sense saber ben bé el que era…
      Vaig visitar-mr amb una ginecòloga que em va dir que m’havia d’operar.. estava tant nerviosa i en xoc que ben bé no sé de què. Una setmana abans de de l’operació un àngel anomenat Rosa em va dir q no m’operés, que hi havia uns exercixis que podia fer per solucionar-ho, li vaig fer cas i no em vaig operar. Però amb els exercicis no en vaig fer prou i buscant buscant.. vaig trobar un altre àngel, la Pilar.
      Vaig comprar el seu llibre i el vaig llegir el mateix dia, fins les tantes de la nit, li vaig escriure i l’endemà, un matí de dissabte, per sorpresa meva ja m’havia respost, em va donar tanta seguretat i confiança!!! I lo més important, deia que em podia ajudar i que ho solucionariem!!! . El dilluns següent trucava per demanar hora i ,l’endemà , dimarts començava amb el tractament.
      He tingut dies bons, dies dolents, dies que semblava que reculava, dies que avançava molt, dies d’alegria, dies de frustració, però sempre tenia la Pilar fent-me costat i donant-me ànims. Es preocupa molt per nosaltres.
      Visc a prop de Girona i al principi del tractament hi anava un cop per setmana, acabava esgotada entre la feina, el trajecte de cotxe, la sessió, tornar a casa, els deures diaris… però ha valgut molt la pena.
      La Pilar és una persona meravellosa, no sé què hauria fet si no l’hagués trobat!!!
      En poc temps ha esdevingut una persona molt important a la meva (nostra) vida.
      Des de fa unes setmanes que la Pilar em posa en contacte amb altres pacients per poder-les ajudar i donar-lis ànims i consells. És molt útil perquè veus que no ets la única que li passa, ajuda moltissim, a mi em va ajudar en el seu moment, i ara vull ajudar altres noies.
      Us animo a totes les que esteu passant per una situació així, que no dubteu en posar-vos en contacte amb la Pilar, amb ella tot és possible!!!
      Un petó ben fort, t’estimem.
      Laura (i Dani)

      Responder
      • pilar pons

        Laura, agradezco tus cariñosas palabras hacia mi y mi trabajo, aunque me ruborioza leer muchas cosas de las que dices. Sé que fue un tratamiento duro en cuanto a los desplazamientos, pero me dabas muchos ánimos al ver que trabajabas cada día y no anulabas nunca las sesiones. Sabía que lo conseguirías y muy rapidamente. Ha sido un placer trabajar contigo, acompañarte y también ponerte en contacto con algunas de esas mujeres que están empezando. Eres tan disciplinada comtestando correos, como lo fuiste en tu tratamiento. Muchas gracias, en mi nombre y en el de todas las chicas que estás ayudando. Eres un sol.
        Te deseo un camino lleno de nuevos retos y que los sepas afrontar, como lo has hecho con este. Disfruta mucho de tu nueva etapa. Un fuerte abrazo

        Responder
  21. Mariona

    Hola a totes!

    Em posa molt contenta poder dir que he superat el meu vaginisme amb 18 anys. Deu fer uns sis anys que era conscient que em passava alguna cosa amb la meva vagina, però no entenia què. Al cap i a la fi era petita i vaig suposar que a totes les noies els passava això. En créixer una mica vaig anar veient com les meves amigues podien posar-se tampons, després masturbar-se (vaginalment) i més tard tenir relacions amb penetració, mentre jo em moria de dolor només d’imaginar-m’ho. Fa uns mesos volia treure’m de sobre l’estigma que sentia i vaig començar a parlar del que sentia amb algunes amigues i persones de confiança, que van ser molt comprensives i em van donar molt de suport tot i no entendre del tot el que em passava. Un dia, vaig buscar els meus símptomes per