Vaginismo

¿Qué es el vaginismo?

 

El vaginismo es una disfunción sexual de la mujer que se caracteriza por una contractura de los músculos del tercio inferior del suelo pelviano. Esta afección imposibilita la penetración vaginal en las relaciones sexuales, en la introducción de un dedo o un tampón y en una revisión ginecológica. Si la penetración es posible de forma parcial o completa y resulta dolorosa, entonces estaremos hablando de dispareunia. 

 

s

Síntomas

No puedo introducirme un tampón, un dedo, mantener relaciones con penetración o recibir una exploración ginecológica.

Diagnóstico

Para diagnosticar un vaginismo primero se deben descartar otras dolencias a partir de una exploración. La problemática se desvela en la primera visita, momento en el que ya estamos listas para empezar a trabajar en la solución.

Tratamiento

El tratamiento de fisioterapia para el vaginismo es efectivo para todas las pacientes que sean constantes, independientemente de lo severo que pueda parecer. Se trata de un tratamiento sencillo, rápido y con el que se consigue un bienestar total del suelo pelviano.

TIPOS DE VAGINISMO

 

Vaginismo Primario

 

Se considera que se trata de un vaginismo primario cuando la imposibilidad de penetración siempre ha existido, es decir, que no ha habido ningún momento en el que la mujer haya podido tener una penetración completa sin dolor.

 

Vaginismo Secundario

 

El vaginismo secundario se diagnostica cuando la mujer ha podido tener penetración sin dolor con anterioridad, pero a partir de un momento determinado le resulta imposible tener penetración. Algunos factores que pueden desencadenar esta disfunción son las cándidas, una infección, un embarazo, la fase post-parto, una cirujía o la menopausia.

 

¿Quién es más susceptible de sufrir vaginismo?

 

Cualquier mujer de cualquier edad puede sufrir vaginismo, independientemente
de sus creencias, cultura, religión, raza, orientación sexual y educación. El porcentaje de mujeres que lo sufren se situa aproximadamente en un 5%, aunque el desconocimiento de esta afección incluso en el ámbito médico deja en evidencia que faltan mas estudios sobre esta disfunción.

%

Mujeres con VAGINISMO en españa

Hablando sobre vaginismo en los medios de comunicación

¿Qué necesitas para superar el vaginismo?

LA IMPORTANCIA DEL TRATAMIENTO INTEGRAL

 

Planteo un tratamiento multidisciplinar que incluye mis conocimientos adquiridos en distintas áreas. Esta aproximación me permite ofrecer una terapia integral a la mujer para que consiga mejorar su estado con éxito en el menor tiempo posible.

  • Fisioterapia: Ejercicios para conseguir un estado saludable del suelo pelviano.
  • Coaching: Acompañamiento motivacional durante el proceso, eliminación de bloqueos y planificación del tratamiento y los deberes en casa.
  • Sexologia: Organización de talleres sexológicos para guiar a las mujeres en el cambio de sus relaciones sexuales con la desaparición de su disfunción.

Fisioterapia

COaching

Sexologia

Tipos de tratamiento del vaginismo

 

Desafortunadamente, aún no existe un protocolo médico que especifique qué especialista debe tratar a una mujer con vaginismo. El médico que lo diagnostique, derivará la paciente al profesional que considere más oportuno, a veces sin conocer del todo su terapia y su índice de efectividad. Es por este motivo que muchas mujeres no saben a qué profesional dirigirse cuando identifican el problema y en ocasiones abandonan las terapias inefectivas y dejan de buscar una solución.

Con el propósito de ofrecer una visión global de las posibilidades, en este apartado trataré de explicar las diferencias entre los diversos tratamientos, siempre desde mi experiencia y de las explicaciones que mis pacientes han relatado en la clínica.

Numero medio de sesiones de mi Tratamiento

Mi tratamiento: la fisioterapia del suelo pelviano

Mi tratamiento de fisioterapia del suelo pelviano se focaliza en descontracturar la entrada de la vagina que está imposibilitando la penetración. Este proceso físico se realiza a través de la hidratación, la dilatación y la desensibilización de la zona afectada, utilizando técnicas de descontracturación y dilatadores de diferentes tamaños. Además, utilizo el Coaching para mantener el foco en el objetivo y alcanzarlo en el menor tiempo posible para el bienestar de la paciente.

Durante el periodo de tratamiento se establece un compromiso mutuo: la paciente debe informar de la evolución de los deberes en casa y yo tengo disponibilidad total por mail y WhatsApp.
Otro punto diferencial del tratamiento es el madrinaje: si la afectada lo desea, la pongo en contacto con otras mujeres que han pasado por su misma situación y que ya lo han solucionado. La experiencia me ha enseñado que es un vínculo muy útil que les aporta empatía y motivación hasta el final del proceso.

El tratamiento tiene una duración media de 7-10 sesiones.

Numero medio de sesiones de mi Tratamiento

Otros tratamientos del vaginismo

Sexología

 

La sexología tiene un papel importante en la manera que tendrá la mujer de vivir sus experiencias sexuales al superar su disfunción. Es por ello que organizo talleres en colaboración con sexólogos que abordan diferentes temáticas muy útiles para las mujeres. Por otro lado, la terapia sexológica coincide con las bases, técnicas y métodos de la fisioterapia, aunque el profesional no hace el acompañamiento físico con la paciente, sino que le explica las técnicas para que sea ella la que se introduzca los dilatadores por cuenta propia.
Algunas mujeres pueden conseguirlo por su cuenta, pero el proceso siempre es mucho más rápido y sencillo con el acompañamiento físico de otro profesional. Las mujeres que no consiguen avanzar solas, a menudo abandonan la terapia pensando que si no son capaces de hacerlo, quizá su problema no tiene solución.

 

Psicología

 

La psicología es una disciplina que resulta útil para destruir creencias limitantes y para tener un mejor estado emocional, y por ello colaboro con psicólogos para desarrollar los talleres adheridos a la rehabilitación. Sin embargo, la psicología no aborda el problema físico que sufre una mujer con vaginismo.
Durante muchos años, la inmensa mayoría de mis pacientes llegaban de la terapia psicológica después de meses o años de terapia que no tenía un efecto directo en el estado físico de su vaginismo. Desde la psicología, casi siempre se interpreta que el vaginismo es fruto de un trauma. En consecuencia, el objetivo de la consulta suele ser encontrar un momento del pasado que pueda haber afectado en el ámbito sexual. Si bien en algunos casos puede existir un episodio de abuso o trauma sexual, no siempre está presente en el historial de las pacientes.
Las mujeres se preguntan cómo solucionar su vaginismo sin saber si tienen o no un trauma. La respuesta es sencilla: el bloqueo físico lo solucionarán desde el acompañamiento físico. Si tienen un trauma, lo tratarán a través de la psicología, pero son distintos problemas a tratar que se abordan desde disciplinas distintas.

Relajación

 

Hay diversas disciplinas que abordan la relajación para mejorar el proceso de recuperación. Algunas de ellas son la acupuntura, la terapia neural o la hipnosis. Si bien es cierto que muchas mujeres presentan nerviosismo en el momento de la penetración, estas técnicas tendrán que ir acompañadas por un profesional que las ayude a mejorar el estado de su contractura.

 

Testimonios 

Hola a todas!
Me llamo Sílvia, tengo 38 años, pareja desde hace 22 y hasta hace poco padecía de vaginismo primario.

Quiero dejar mi testimonio para dar ánimos y ayudar a todas las mujeres con éste problema al que ahora mismo no le ven solución, se puede superar, no lo dudéis.
Mi experiencia puede ser parecida a la de muchas mujeres, con mi pareja intentamos varias veces tener relaciones con penetración sin conseguirlo. Al principio piensas que puede ser normal, estás nerviosa. Más adelante empiezas a preocuparte, a sentirte mal, culpable por pensar que no eres lo suficientemente valiente para superar el dolor que sientes. No sabes que te ocurre, tu pareja tampoco y en silencio van pasando los años. Buscas soluciones pero no las encuentras porque nunca nadie te habla del vaginismo. En mi caso afectó mucho mi autoestima y fue parte importante de una depresión.

En las visitas al ginecólogo, donde iba sólo cuando surgía un problema de salud, podía realizarme con cuidado una citología pero nunca una ecografía vaginal. En las visitas me sentía mal y nunca me dijeron que me ocurría dando a entender que todo era psicológico.
Por fin, en mi última visita hace un año con una ginecóloga me dijo que tenía vaginismo, que algunas mujeres lo padecían y que se podía solucionar, eso sí, que era un proceso lento y debería tener paciencia.

Así que ya sabía que mi problema tenía un nombre y me puse a buscar por internet a esa persona que pudiera ayudarme a superarlo por fin. Y encontré a Pilar. Algo me dijo que era ella la persona elegida, y no me equivoqué. He superado mi vaginismo en 1 mes y sólo 4 sesiones. Ahora puedo tener relaciones con penetración sin ningún tipo de dolor y he podido realizarme una revisión ginecológica completa con ecografía vaginal incluida.

Puede que pienses que tu vaginismo es más severo, no importa, también lo vas a superar. Eso sí, es muy importante conocer bien tu cuerpo, ser constante y realizar diariamente los ejercicios en casa con los dilatadores para que todo vaya bien.

Muchos ánimos a todas las mujeres con vaginismo, no estáis solas, somos muchas las que lo hemos padecido y lo hemos superado gracias a la fisioterapia.

Y Pilar, agradecerte de nuevo tu ayuda, tu empatía, la dedicación a tu trabajo y el acompañamiento durante el tratamiento que fue básico para mí.
Soy una mujer nueva, fuerte, segura y muy feliz, y todo gracias a ti. Un fuerte abrazo de los dos!

Sílvia

¡Hola a todas! Mi nombre es Virginia, tengo 30 años y he sufrido de vaginismo durante más de 10, los mismos que llevo con mi novio. Al principio acudí a varios ginecólogos, que se limitaron a decirme que era cuestión de práctica…

Navegaba por internet, encontraba diversos testimonios de mujeres con el mismo problema, pero nunca encontré ninguna solución clara. Compré un consolador de tamaño medio-pequeño, pero me dolía tanto como la penetración con mi novio. Más tarde, empecé con dilatadores, y a pesar de que noté cierta mejora, no era la suficiente. El problema persistió durante muchos años, y aunque mi novio nunca me presionó, evidentemente es algo que afectó mucho a la relación… Hemos pasado varias crisis y hemos estado a punto de romper varias veces porque además, el vaginismo y el estrés del día a día hicieron que cada vez tuviera menos deseo sexual, lo que agravaba aún más la situación.

A finales del verano del año pasado encontré en un blog a varias mujeres que hablaban de Pilar y del tratamiento que ofrecía en su consulta, así que le escribí un email. Me contestó enseguida y pedí cita para mi primera sesión con ella.

Hoy os puedo decir que hace 2 días mi novio y yo pudimos tener nuestra primera relación con penetración sin dolor. Fue uno de los momentos más felices de mi vida… tanto que al terminar rompí a llorar de la emoción… A pesar de que Pilar me había dado el alta, seguía teniendo un poco de miedo por si a la hora de la verdad sufría molestia, y nada más lejos… Fue todo como la seda, no hubo ninguna dificultad. El dolor que había sufrido durante tantos años había desaparecido por completo. Ahora me siento realizada y completamente feliz, con muchas ganas de experimentar y de disfrutar del sexo como el resto de los mortales! Siento que por fin puedo hablar con mis amigos de sexo con naturalidad, sin sentirme un bicho raro…

En mi caso, la solución pasó por 7 sesiones, pero estoy segura de que podían haber sido menos si hubiera sido más constante… Superar el vaginismo es posible, tan sólo es cuestión de encontrar a un profesional como Pilar, que te ofrece su ayuda y su comprensión, y sobretodo ser constante al trabajar en casa.

¡Mucho ánimo a todas las que pasan por este problema, y 10000000 gracias a Pilar!

Virginia

Mi experiencia con el vaginismo fue así: al darme cuenta de que no podia tener ningun tipo de penetración, fui al ginecologo y me dijo que tenía himen rígido, por lo que tenía que operarme. Había leído sobre Pilar Pons y tenía dudas sobre la veracidad del diagnóstico, así que lo hablé con ella por mail y finalmente decidí provar su terapia antes de ir a quirófano. Y menos mal!!

Hice dos sesiones, los ejercicios en casa y pude tener relaciones indoloras. A día de hoy tengo una vida sexual sin ningun tipo de molestia, completa, y me alegro que haberme enfrentado a este problema tan desconocido. Así que si estáis dudando no tengáis miedo y poneros en manos de Pilar. Ella ha dedicado muchos años a este problema y sabe muy bien como tratarlo, le estoy eternamente agradecida, un abrazo Pilar 🙂

Aina

Hola! Me gustaría compartir con todas vosotras cómo he superado el vaginismo con la super ayuda de Pilar y cómo me he sentido.
Partiendo de buscar ayudas, pasando por psicólogos, abandonándolo porque no me resultaba útil… un día leo en internet sobre Pilar y decido que este 2016 iba a ser el año. La primera visita, el 14 de enero. La última, el 10 de marzo. Total 8 sesiones. Deberes constantes en casa y conciencia de creer en tí misma. A lo que Pilar, aporta muchísimo. En mitad del tratamiento ya me había quedado embarazada. Las cosas pueden ser muchísimo más rápidas que lo que jamás una pensara.
Así pues, me cubre una sensación enorme de pérdida de tiempo, de haberme culpabilizado por algo que simplemente no estaba trabajado. Había buscado razones inexistentes con la psicóloga,
creándome y creyéndome un discurso falso que justificara mi no maternidad. El miedo ha sido el peor enemigo que he tenido. Y mi pareja y Pilar mis mejores apoyos en este camino de redescubrimiento de la elasticidad de mi cuerpo.
Sin embargo, no me arrepiento y me enorgullece todo el tipo de sexo que he tenido hasta el momento con mi pareja. Es mucho más que pura penetración y haber podido compartir el placer del sexo con una pareja estable ha sido fundamental para tirar adelante.
Y Pilar ha sido quien ha acabado de sostener y acompañarme en la creencia de que yo también era capaz.
Primera sesión: me he introducido dos dilatadores y me han introducido un dedo. No lo hubiera imaginado nunca!! Salí de la sesión desconcertada! ¿Qué acaba de pasar? Al llegar a casa mi pareja me escuchaba con los ojos desorbitados. Se iniciaba algo nuevo.
Tercera sesión: ya puedo ponerme un támpax!! Mis miedos hacen que me lo quite rápidamente, pero al comentarlo posteriormente con Pilar, ya sé que nada puede pasar. Lo importante es que había entrado.
Quinta sesión: sexo con penetración. Aunque Pilar me aconseja esperarme a dilatar mejor la entrada de mi vagina, no le hacemos caso (sorry, Pilar) y decidimos probarlo. Seguimos practicando en pareja y unas semanas más tarde, no me baja la regla, me hago un test y estoy embarazada. Des de luego, no pensamos que sería tan rápido. Estamos extra felices, no hay palabras para expresar la felicidad que nos inunda. Ahora estoy de 13 semanas. Ahora que ya me han hecho la eco, ya me lo creo más que nunca.
Infinitas gracias, Pilar.

J&R

Mi libro, el Silencio Pélvico

El Silencio Pélvico es un libro sobre vaginismo que reúne mis conocimientos adquiridos sobre esta dolencia durante más de 20 años de trayectoria. El libro explica qué es el vaginismo y el proceso que sigo en mi tratamiento, apoyándome en la fisioterapia y el acompañamiento a la mujer a través del Coaching. 

Otra parte muy importante del libro son los testimonios de mis pacientes. Con sus palabras, las lectoras consiguen encontrar muchas similitudes con su situación y por primera vez se dan cuenta de que no están solas, ya que las afectadas son muchas. 

» Sufro de vaginismo y lo compré con la esperanza de ayudarme en el proceso de superarlo. Ha sido una gran ayuda ya que habla del proceso que han vivido otras mujeres que lo han superado con éxito fácilmente y también da herramientas tanto prácticas como motivacionales para hacerlo. 

CATALINA

El título del libro pretende hacer referencia al tabú que rodea la sexualidad femenina y la manera silenciosa y dolorosa en la que estas mujeres viven su disfunción, muchas veces sin atreverse a explicárselo a alguien o sin encontrar una respuesta clara en el ámbito médico.

Tratamiento físico basado en la fisioterapia

Desafortunadamente, entre los profesionales de la salud hay un desconocimiento muy grande de esta afección. Tampoco existe un protocolo sanitario que proporcione una solución específica y efectiva. Durante mucho tiempo el vaginismo se ha considerado un problema psicológico, pero ante la paradoja de haber recibido miles de pacientes sin curar de largas terapias inefectivas, propongo un tratamiento físico basado en la fisioterapia. Este tratamiento soluciona el vaginismo en 7-10 sesiones.

» La fisioterapeuta Pilar Pons explica de forma clara qué es el vaginismo y su fácil solución. Imprescindible. SÍLVIA

» A través de Amazon di con tu libro, luego contigo y tu página web…. y aunque a priori iba a intentar solucionarlo sin un profesional de por medio, lo que he leído me ha hecho decidirme a contactarte para solucionar con mayor rapidez y eficacia este problema, para que deje de alargarse en el tiempo.

LAURA

Este libro está dirigido tanto a afectadas como a profesionales de la salud, ya que aborda las evidencias fisiológicas de esta disfunción con un vocabulario llano y explicativo. Con él, pretendo explicar mi experiencia al respecto y poder ayudar a muchas mujeres a solucionar esta disfunción tan silenciada y fácil de solucionar.

LAS CREENCIAS DEL VAGINISMO

Lo que pensamos está directamente relacionado con lo que somos capaces de conseguir. Y es que la desinformación y el tabú que rodea la sexualidad femenina no ayudan en el proceso de rehabilitación del vaginismo.

Después de tantos años escuchando las realidades de mis pacientes, tengo más claro que nunca cuáles son sus miedos y creencias más comunes. En este vídeo te las explico para que puedas identificarlas, cambiarlas y pasar a la acción.

Talleres grupales

A

La sexualidad después del vaginismo

La mujer que se rehabilita del vaginismo se encuentra con una puerta abierta a la sexualidad. Para disfrutar al máximo de este momento, organizo un taller con el sexólogo Manuel Flo y la psicóloga Yolanda González, en el que tratamos las principales preocupaciones de una mujer que acaba de superar el vaginismo o que está en el proceso: miedo al abandono, la maternidad, la importancia de la recuperación, y maneras de maximizar el placer en las relaciones.

Tuppersex

Los juguetes eróticos son una gran herramienta para explorar nuestro cuerpo y disfrutarlo con la pareja. En este tuppersex las participantes conocerán diversos tipos de juguetes y otros productos sexuales. ¡Al final tendrán la posibilidad de adquirir sus favoritos!

U

Autoconocimiento

A pesar de ser una parte muy importante de nuestra fisiología, a menudo olvidamos la exploración y el conocimiento de nuestros genitales. En este taller hablaremos de temas como la masturbación o el orgasmo, y haremos un acercamiento práctico a nuestro cuerpo en un ambiente de confianza.

Talleres individuales 

Z

PREPARACIÓN PARA LA REVISIÓN GINECOLÓGICA

Acudir a la primera citología puede producirnos cierto temor debido al dolor experimentado con anterioridad. En este taller hago un acercamiento teórico y práctico para ir a la revisión con total tranquilidad y sin dolor.

 

ASESORAMIENTO PARA LA MATERNIDAD

Muchas de las pacientes desean ser madres una vez han superado el vaginismo, pero desconocen las posibilidades que tienen para conseguirlo. En este taller las guío para que puedan emprender el camino que mejor se ajuste a sus preferencias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies