En un día tan solemne y especial de lucha para la libertad de la mujer, puedes unirte a su celebración, con una o más acciones.  Te dejo aquí algunas de las ideas que puedes llevar a cabo, si te apetece, para crear conciencia, puesto que sigue siendo una afección todavía poco conocida y sobre todo su tratamiento, ya que siguen derivando a las mujeres al psicólogo.


.- Apuntarte a un taller de autoconocimiento, ya que aunque hayas trabajado este acercamiento a tu cuerpo, puedes seguir profundizando más o bien investigar nuevos conceptos. Cuanto más sepas, más te ayudarás y contribuirás a difundirlo al resto de las mujeres.


.- Puedes unirte a las manifestaciones de tu ciudad, para dar voz a las reivindicaciones de las mujeres, ya que aunque hayamos avanzado, nos queda mucho todavía por recorrer. Quizás seas amiga de hacerlo o quizás prefieras algo en petit comité.  Escoge dónde y cómo hacerlo, ,,siempre  en la compañía de buenas amigas.


.- Si has oído hablar sobre la violencia obstétrica, puedes pedir medidas para terminar con ella y si no te has detenido nunca a pensar en ello, es un buen momento  para conocer  las realidades de este fenómeno, que tanto incumbe al bienestar de las mujeres, en el ámbito de la sanidad.


.- Puedes ponerte en contacto con ANVAG (Asociación para normalizar el vaginismo) tanto para solicitar información, como para ofrecerte para algún tipo de colaboración.  ¿Te apetece? Ayudar a tantas mujeres, puede darte muchas satisfacciones.


.- Otra idea sería seguir cuentas de las redes, que defiendan los derechos de las mujeres o que hagan docencia sobre la salud y el cuerpo femenino. Quizás es algo que haces a menudo, pero este día estaría muy bien que escogieras de una manera muy concreta, los perfiles que estén más en línea, con el 8 de marzo.


.- Puedes reunirte con una amiga o más de una, para explicar tu historia de vaginismo. Cada vez que lo hagas con una persona diferente, contribuyes a dar voz al vaginismo, con lo cual, será más rápida la visibilización de esta afección, con todo lo que ello representa en cuanto a difusión y comienzo a normalizar.  Si eso sucede en edades muy tempranas, ganaríamos una gran batalla.

.- Si crees que tu experiencia de tratamiento es positiva, y deseas relacionarte con mujeres que estén haciendo entrenamiento para curar su vaginismo, puedes ofrecerte como madrina. Si lo deseas, me puedes escribir y comentamos los detalles.  Muchas te lo agradecerán.


Te propongo alguna actuación para remediar aquello que te hubiera ido bien saber, cuando aún no sabías que tenías vaginismo, para empezar a romper el silencio y la poca visibilidad de esta afección, que tanto entorpece la vida de las mujeres, en todos sus ámbitos.  No olvides que la falta de autoestima, puede verse reflejada en cualquiera de los ámbitos de la mujer, tanto a nivel sentimental, de relación y profesional.

Seguramente, tienes algún recuerdo que dejara mella en tu vida, referente a la falta de información que tuviste sobre el vaginismo. ¿Qué te parecería ayudar a que vayan cambiando las cosas? Recuerda que todo suma, y todo resta. Cualquier pequeña acción a favor de lo que nos ocupa, irá aumentando las posibilidades de éxito.

Te hago un recordatorio de personas o entidades, a las que podrías hacer una llamada con estos fines:

.- A tu ginecóloga o sexóloga o psicóloga, informando del tratamiento físico. Es una lástima que siempre se queden con la idea de que se soluciona a nivel psíquico. Y no solo eso, sino, que retrasan mucho la resolución.

.- A tu ayuntamiento, para que emprenda acciones de divulgación mediante folletos y ayudas. Hay asociaciones que piden subvenciones para hacer divulgaciones de temas de la mujer y cuanto más se sepa del vaginismo, más batallas ganaremos.

.- A empresas de tampones, para que adviertan que, si no se pueden utilizar, existe la terapia. Deben entender a nivel empresarial, que todas las mujeres que no pueden usarlos, una vez curadas, lo harán. Lo intenté hace años y se echaron atrás por la idea

.- Al departamento de enseñanza, para que incluyan esta información en cursos de sexualidad. ¿Qué se enseña de sexualidad? A no quedar embarazada, nada más.  Así que sería una buena lucha pedir que se hable de vaginismo en los institutos y en la universidad.

.- A algún director que conozcas, o productor, para que incluyan  el vaginismo en las producciones televisivas. ¡Sería genial! Muchas mujeres siguen algunas series y si apareciera un personaje que no puede tener relaciones con penetración, todo el mundo hablaría de ello al día siguiente. 

Y en cualquier medio o lugar que tú conozcas, y que consideres útil, hablar del vaginismo y de su tratamiento.

¿Tienes alguna idea más?  Seguro que algunas de estas sugerencias te pueden despertar experiencias propias y deseos por cumplir. Me encantará que me lo cuentes.

¡Feliz 8 de Marzo, de 2022!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies