Ya hace años que las fisioterapeutas del suelo pélvico incluimos juguetes sexuales en la rehabilitación.  Y como los tiempos cambian, no se nos hace nada raro ya proponer a las pacientes un vibrador.  Quizás suene raro, pero de verdad que se hacía algo difícil, decirle a una mujer “¿Tienes un masajeador interno, un vibrador?”  La respuesta era casi siempre “No, nunca he tenido”, mientras te miraban con una cara especial entre vergüenza y desconfianza.

¿Por qué usar este tipo de ayuda? Veamos los beneficios, tanto para el vaginismo concretamente, como para el suelo pélvico, sin olvidar el entrenamiento y mantenimiento de nuestra sexualidad.  Los vibradores concretamente:

.-Nos ayudan a tomar conciencia de la zona genital.

.-Eliminan o atenúan contracturas.

.-Dilatan la vagina.

.-Preparan la entrada vaginal para el uso de dilatadores.

.-Relajan la vagina después del entrenamiento de la terapia para el vaginismo.

.-Mantienen la vagina confortable en la menopausia.

.-Se pueden utilizar para la masturbación externa e interna.

.-Usados en pareja, son un buen recurso para el juego erótico.

.-Empoderan a la mujer por el simple hecho de haber tenido la decisión de comprarlos.

.-Se pueden usar a cualquier edad.

Tienen diferentes tamaños y texturas, sin ser ninguna de estas características motivo suficiente para comprarlos.  Siempre digo que el hecho de buscarlos en una tienda, de forma presencial o bien online, va a tener el suficiente atractivo como para que la decisión tomada sea la correcta.  Las balas vibradoras tienen un gran atractivo por lo “peleonas” que son.  Se mueven de una forma muy juguetona y van a tener también unos beneficios concretos.  En los tratamientos de vaginismo, particularmente me ayudan mucho a sensibilizar la entrada de la vagina y a prepararla para el resto del tratamiento.  Muchas mujeres me han dicho que les han sido de gran ayuda.

Y además de los vibradores, conocemos los tan nombrados y comprados succionadores de clítoris. La gran revolución que causaron hace unos tres años, fue debida a que las mujeres alcanzaban el orgasmo en dos o tres minutos. Corrían las voces en todos los lugares, en el trabajo, en las cenas con amigas, en los chats… y algún que otro hombre me comentó “imposible de superar”. Eran un símbolo de libertad femenina, de confirmación de la sexualidad en solitario y cómo no, también a dúo. Y ahora nos ha llegado la versión de pareja, un satisfyer pensado para dar placer a ambas partes. Pero recordemos que lo más divertido puede ser también el hecho de comprarlo juntos o bien preparar una sorpresa. Me encanta escuchar a mujeres de 60 años que lo han hecho así para el aniversario de su marido.  Qué maravilla, los cambios de mentalidad que suponen apertura, goce y disfrute.

Pues bien, yo propongo desde tiempos inmemorables (quienes me conocen de hace tiempo, lo pueden corroborar) tener en casa una caja especial con nuestros juguetes, tanto de uso personal para el suelo pélvico puro y duro, como para nuestra sexualidad en solitario o en pareja. ¿Queréis saber qué pondría yo en la caja?  Estas serían las cosas básicas:

.-Bolas chinas.

.-Huevo de cuarzo o de jade.

.-Ejercitador muscular Perifit o Elvie.

.-EPI-No o Aniball si se necesita ampliar la entrada de la vagina.

.-Satisfyer personal y doble, si se tiene pareja.

.- Aceites hidratantes externos e internos. Podemos jugar con pinceles, olores y sabores.

.-Dilatadores i/o vibradores anales.

.-Dilatadores vaginales, si se requieren e incluso tamaños XXL.

.-Vibrador vaginal.

.-Bala vibradora.

Pero quizás lo mejor sería que cada mujer, poco a poco fuera abasteciéndose de los utensilios que la atraen, que le dan curiosidad e ilusión.  TODOS van a mejorar su suelo pélvico, su sexualidad y su autoestima. 

¿A qué esperas para empezar a tener tu caja especial? Compartir con las amigas la información, te ayuda también.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies